Compartir
Tweet

El coche del futuro ya no es una ficción

26 noviembre, 2019.

Los automóviles van a experimentar en la próxima década la mayor transformación de su historia, siendo las automotrices y las compañías tecnológicas los dos grupos que ya comenzaron a disputarse el mercado.

Staff Digital Bricks (*)

El nuevo marco internacional ha puesto fecha de caducidad a los motores contaminantes y las primeras restricciones se avistan en el horizonte, por lo que pronto dejaremos de ver automóviles impulsados por diésel o gasolina, dejándole el camino libre a los modelos autosuficientes, híbridos, eléctricos y hasta a los voladores; de hecho, marcas como Tesla o Smart ya anunciaron que van a fabricar únicamente coches eléctricos.

Noruega será un país pionero porque entre sus fronteras estará prohibido circular con unidades a diésel y gasolina en 2025. Por su parte, Dinamarca, Holanda, Suecia, Eslovenia e Irlanda se sumarán en 2030, mientras que el proceso del cambio será más lento en países como España porque no se contempla un escenario similar al de los noruegos hasta 2040, aunque ya existen zonas como Madrid Central por las que los coches contaminantes no pueden circular, y poco a poco se irán uniendo puntos de otras ciudades con altos niveles de contaminación.

El hándicap en la lucha contra el cambio climático está en la larga espera para cargar una batería, aunque este problema podría tener pronta solución, pues empresas como Hyundai o KIA ya trabajan en implantar placas solares que actuarían como una fuente de energía alternativa.

Con inteligencia artificial El coche del futuro no solo es cero contaminante; también es autosuficiente gracias a un sistema que se ha empezando a implementar más allá del mundo del entretenimiento: la inteligencia artificial, lo cual significa que llegará el día en que el piloto sea un pasajero con las mismas responsabilidades al volante que los acompañantes (o sea que ninguna).

Toyota empezó también a realizar pruebas en carretera y las marcas competidores están invirtiendo mucho por llegar igual de lejos. A este grupo pertenece Audi, que ya ha patentado el AI:ME como modelo autosuficiente y que, como su nombre indica, se basa en la inteligencia artificial para las tareas más simples y básicas.

Pese a su capacidad de autosuficiente, el AI:ME incluye pedales porque hay quienes se resisten a renunciar a las prestaciones y a aceptar el avance de la tecnología en todas sus vertientes. Su idea es la de ir implantando el mismo sistema de manera paulatina en otros coches, por lo que conducir el Audi TT de hoy no tendrá nada que ver con el de mañana.

¡A volar por 500 mil euros!

El “sueño” de que el coche pueda volar ya es una realidad y hoy se cuentan varios modelos patentados en diversas partes del mundo, aunque pocos han conseguido impresionar tanto como el Skai Flying Car, desarrollado por ingenieros de la NASA y para los intereses de BMW y Alaka’i Technologies. El aspecto diferenciador con el resto es que se impulsa por celdas de combustible de hidrógeno.

Este automóvil volador garantiza 644 kilómetros de autonomía y está previsto que llegue al mercado para 2021; sin embargo, no estará al alcance de todos, ya que su precio rondará los 500 mil euros.

Hablando de precios, un terreno en el que seguramente se verán las más fuertes batallas por conquistar el mercado, fue presentado el modelo Byton en el CES 2018; se trata de un “todo terreno” eléctrico que funciona con el sistema de voz Alexa de Amazon y tiene una enorme pantalla táctil de 49 pulgadas que ocupa todo el tablero. Es de origen chino (de Tencent) y se lanzó comercialmente en 2019 a 45 mil dólares. El objetivo de sus fabricantes es competir directamente con Tesla; de hecho, ellos son ex empleados de la empresa de Elon Musk. Pero para mitigar las ansias de probar este tipo de proezas tecnológicas siempre cabe la posibilidad de subirse como turista o como si se tratara de un servicio de taxi, como los que ya se pueden ver por Marbella, en España.

Asimismo, en agosto de 2018 Supergarage, un importante concesionario ubicado también en Marbella, exhibió el Pal-V Liberty, el primer vehículo volador comercial certificado con el que las personas podrán volar o conducir por carreteras, aunque para ello será necesario obtener una licencia de piloto de helicóptero.

Es así como la compañía británica Pal V-Liberty se adelantó a las previsiones que Dara Khosrowshahi, el consejero delegado de Uber, hizo a principios del mismo año,  quien pronosticó que en menos de una década habría gente volando alrededor de Dallas, refiriéndose a su propio proyecto de coche volador.

 (*) Con información de www.tynmagazine.com

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *