Compartir
Tweet

Presenta Benjamín Romano su libro “Torre Reforma”

7 noviembre, 2019.

La obra incluye textos de Francisco Serrano, Felipe Leal y de Ali Malkawi, además de reunir todas las etapas del proceso de construcción de este multi galardonado rascacielos mexicano, desde su concepción hasta su término.

Staff Digital Bricks

Este 6 de noviembre, en la Ciudad de México, fue presentado el nuevo libro titulado “Torre Reforma”, donde el arquitecto Benjamín Romano, en 248 páginas de 19.8 x 30.8 centímetros, pudo documentar todo el desarrollo del rascacielos, desde su concepción, construcción, anécdotas, normatividad, la influencia del edificio en su entorno urbano, así como los retos a los que él y su equipo se enfrentaron en la operación del proyecto.

Aparte de lo escrito por el también Director del despacho LBR&A, la obra editada por Arquine tanto en español como en inglés, incluye textos de Francisco Serrano, Felipe Leal y de Ali Malkawi; asimismo, recopila profusamente los detalles estructurales, alzados, cortes por fachada, diagramas y modelos para una comprensión cabal de este gigante de 57 pisos y 246 metros de altura, con imágenes del proceso de obra y fotografías a cargo de Iwan Baan y de Alfonso Merchand, dos de las lentes más importantes de la arquitectura 

Portada del libro.

“Construir Torre Reforma representó todo un reto, no solo desde su diseño estructural sino también tomando en cuenta sus implicaciones normativas y la integración ideal de todos los flujos, el confort humano y el contexto urbano (…) este libro es, por lo mismo, una fuente de consulta y una apuesta por compartir aprendizajes para quienes desean conocer a fondo el proyecto”, comentó Romano. Cabe mencionar que la publicación ya se encuentra disponible en las principales librerías; su preparación tardó poco más de dos años; periodo durante el cual Benjamín Romano fue invitado como “experto residente” para impartir clases en la escuela de diseño y arquitectura de la Universidad de Harvard.

Sustentabilidad y eficiencia energética

En el marco de la presentación y teniendo como escenario Torre Reforma se desarrolló la mesa de diálogo “Sustentabilidad y eficiencia energética en la arquitectura”, donde se expuso las distintas visiones, experiencias y tendencias mundiales sobre cómo la arquitectura tiene la oportunidad y el desafío de disminuir el consumo de energía y emisiones de CO2 a nivel global.

Además de Benjamín Romano, y teniendo como moderador al arquitecto español Miquel Adrià, director de la revista Arquine, en esta mesa participaron Ari Naím, director del IFC en México; Ali Malkawi, director del Harvard Center for Green Buildings and Cities, así como los arquitectos Francisco Serrano y Víctor Márquez.

Durante el desarrollo de la mesa los expertos coincidieron en que la planeación urbana debe dar prioridad a la habitabilidad humana y al mismo tiempo respetar y enaltecer el principio de sustentabilidad  con el objetivo de reducir considerablemente la huella ambiental, en la construcción y operación de todo tipo de inmuebles, desde los rascacielos, casas-habitación, propiedades de usos mixtos, espacios de oficinas, áreas comerciales, entre otros.

Uno de los elementos distintivos de Torre Reforma es justamente su compromiso con la sustentabilidad; se trata del único edificio en México con la certificación LEED Platino y, gracias a una adecuada planeación de los flujos en el edificio (personas, vehículos, cargas, agua, electricidad, voz y datos, entre otros) registra una reducción del 25,4% en el consumo de energía.

Igualmente, el edificio posee cero drenajes hacia la ciudad, lo que deriva en una reducción de 30% en el consumo de agua potable. Otro dato que refleja su compromiso ambiental es el uso de 85% de materiales mexicanos, un elemento que redujo la huella de carbono generada al transportar materiales desde lugares apartados al sitio de la construcción.

Debe destacarse que Torre Reforma ha sido reconocido como “El Mejor Rascacielos del mundo” por parte del International Highrise Award 2018, así como uno de los “50 rascacielos más influyentes del mundo en los últimos 50 años” por parte del Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH).

¿SABÍAS QUE…

Para el diseño y edificación de Torre Reforma hubo que conservar e integrar a la llamada “Casona del porfiriato”, construida en 1929 con cantera rosa y en un estilo gótico afrancesado.

La integración de la casona al moderno concepto arquitectónico del nuevo rascacielos fue toda una proeza de ingeniería, pues se necesitó mover el viejo edificio casi 20 metros y después regresarlo a su lugar original, para lo que se contrató a una compañía española que transportaba barcos.

Para mover la casona, sus cimientos fueron prácticamente envueltos en una caja de concreto a la que se le agregaron unas piezas de acero llamadas “cleopatras” debido a que se parecen a las bases con las que varias personas transportaban a la reina egipcia.

El nuevo edificio tardó ocho años en ser terminado, mientras que el sábado 13 de febrero de 2010 se desplazó la casona en tan solo 12 horas y -después de colocar los cimientos del rascacielos- la regresaron a su lugar en apenas tres horas.

Como otro dato interesante, los autores del proyecto (el despacho LBR&A) también invirtieron cinco millones de pesos para remodelar la calle Río Elba y hacerla semi-peatonal.

>>www.lbrarquitectos.com



Etiquetas: , , , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *