Compartir
Tweet

Infraestructura de telecomunicaciones para las smart cities del futuro

27 septiembre, 2019.

Con el inicio de las implementaciones de 5G, operadores y administradores deben estar listos para la densificación. La red de fibra en específico deberá ser lo suficientemente flexible como para conectar una gran cantidad de mobiliario urbano que admitirá las antenas del futuro; de igual forma, los sensores IoT que se instalarán deben poder comunicarse con 4G, LoRa, Wi-Fi, 5G, entre otros protocolos.

Staff Digital Bricks (*)

En los campus o edificios, el concepto “inteligente” se ha comenzado a utilizar de una forma más constante; asimismo, la infraestructura de comunicaciones que admite aplicaciones de construcción inteligente es universal, flexible y está preparada para el futuro.

“El cableado estructurado fue introducido a principios de la década de 1990 por AT&T (recibió inicialmente el nombre de marca SYSTIMAX), En aquel momento cada aplicación tenía su propia solución de cableado y variaba según los medios, como par trenzado, cable blindado, coaxial, twinax o doble coaxial”, recordó Jan Honig, director de Desarrollo de Negocios de Smart Cities para la región de Europa, Medio Oriente y África en CommScope.

Añadió que, desde el punto de vista de la topología, también había varias opciones: topología de bus, en anillo, en cadena tipo margarita y en estrella, pero cuando se introdujo el cableado estructurado muchos de estos medios y topologías desaparecieron, dejando una única infraestructura de cableado común para voz y datos.

¿Pero qué pasa con aplicaciones operativas, como sensores y varios sistemas, (incluyendo HVAC, iluminación, control de accesos y seguridad? La mayoría de estas aplicaciones podía ejecutarse sobre soluciones de par trenzado, mientras que otras requerían varios ajustes. A fines de la década de 1990 se introdujeron soluciones de cableado estructurado para gran parte de las aplicaciones de construcción, donde se colocaron por encima del techo en lugar de enchufes colocados a nivel del piso; además, se crearon soluciones de cableado estructurado para la Solución Inteligente de Construcción (IBS por sus siglas en inglés).

Hoy todos los edificios nuevos utilizan una solución IBS con una flexible Red de Conectividad Universal (UCG); sin embargo, es importante tomar en cuenta que las soluciones de IBS deben usar cableado de Categoría 6A para admitir aplicaciones futuras y actualizarse de manera sencilla. Inclusive, las últimas soluciones de Wi-Fi 6, iluminación inteligente y Sistemas de Antena Distribuido activo (DAS) pueden correr sobre una UCG con cableado CAT6A. Esta infraestructura a menudo se conoce como “la cuarta utilidad”.

Pese a todo, en la actualidad parece que el espacio público se encuentra 15 años atrás del sector privado o del entorno empresarial; no obstante, vemos pares trenzados que se extienden a las casas por parte de los operadores establecidos. Algunos de ellos también están implementando redes de fibra hacia el hogar (FTTH), mientras que otros usan coaxial para sus aplicaciones de datos y video; además, las empresas están implementando soluciones de fibra hacia el negocio (FTTB), así como soluciones de fibra hacia la antena (FTTA).

En las ciudades, las calles todavía deben excavarse con frecuencia para su instalación y reparación, lo que causa un embotellamientos y crea inconvenientes para los peatones debido a la gran cantidad de soluciones de cableado dispares existentes; por ello es importante trazar un rumbo más sostenible para el futuro.

Jan Honing

“Las estrategias de implementación efectivas pueden basarse en despliegues empresariales exitosos; por ejemplo, ¿cuál es el mejor medio de elección para el futuro? Lo más probable es que se trate de fibra combinada con conectividad inalámbrica (no existe nada inalámbrico sin fibra óptica), así que lo que debe hacerse es comenzar por construir una UFG en ciudades inteligentes con suficiente fibra para aplicaciones futuras, tal como lo hemos visto dentro de las empresas”, añadió Jan Honig.

Con el inicio de las implementaciones de 5G, operadores y administradores deben estar listos para la densificación. La red de fibra en específico deberá ser lo suficientemente flexible como para conectar una gran cantidad de mobiliario urbano que admitirá las antenas del futuro; de igual forma, los sensores IoT que se instalarán deben poder comunicarse con 4G, LoRa, Wi-Fi, 5G, entre otros protocolos.

Se debe enfatizar que las antenas tanto para LTE como para 5G, así como los puntos de acceso Wi-Fi, necesitarán estar desplegados en relación a la fibra. Por otra parte, la implementación de una red de fibra suele generar importantes ahorros económicos.

De acuerdo con la FTTH Council Europe, ejemplificó Honig, mediante una inversión adicional del 7% a través de una red FTTH tradicional se permite la instalación de una red de fibra en toda la ciudad que puede admitir aplicaciones futuras sin la incorporación de nueva fibra a corto o mediano plazo.

“La construcción de una infraestructura de ciudad inteligente debería comenzar con la construcción de la base, en este caso una UFG; de esta forma, cualquier ‘aplicación’ que la ciudad requiera usar puede conectarse a este GRID de manera rápida y fácil, sin demasiados inconvenientes para los ciudadanos”, finalizó el directivo de CommScope.

(*) Nota original publicada el 19 de agosto de 2019 en TyN Magazine (tynmagazine.com).

Etiquetas: , , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *