Compartir
Tweet

‘Albañil robótico’ da forma al University Arts Building

5 julio, 2019.

Se inaugura el nuevo edificio de artes de la Universidad de Nevada con el apoyo de SAM100, un robot diseñado para trabajar en paredes grandes e ininterrumpidas, el cual colocó un promedio de 60 mil ladrillos en una construcción de tres pisos.

Staff Digital Bricks

El pasado 22 de febrero se llevó a cabo la inauguración del Reno Arts Building como respuesta a la necesidad de mejorar la calidad de los programas de música y arte de la Universidad de Nevada, con renovados estudios de enseñanza y espacios que inspirarán creatividad y excelencia artística.

La construcción del nuevo edificio, cuyo costo rondó los 35.5 millones de dólares, comenzó el 22 de mayo de 2017 e incluye un salón de recitales de 287 asientos, museo de arte, laboratorios de fabricación y electro-acústico, múltiples salas de práctica de música y ensayos insonorizados, oficinas para profesores, estudio de grabación. El proyecto contempló también la posibilidad  de realizar ceremonias, tours, actuaciones y exposiciones.

Pero lo que más resalta de esta obra fue la utilización de SAM100, un robot diseñado por la empresa Construction Robotics en Nueva York, con el cual se pudo colocar un promedio de 60 mil unidades de ladrillos en un edificio de tres pisos. El robot está diseñado para trabajar en paredes grandes e ininterrumpidas, mientras que los primeros 150 centímetros de cualquier área, esquinas o alrededor de ventanas y puertas deben hacerse a mano.

En este nuevo edificio trabajó el contratista Q&D Construction, así como A-1 Masonry and Sandblasting, una pequeña empresa propiedad de mujeres y la única certificada por SAM en Nevada con derechos exclusivos de uso.

Jeff Van Dellen (Q&D). Robert DeBenedetto (A-1 Masonry) y Bob Farthing (Q&D) supervisaron el progreso de SAM100.

“El hecho de que esta sea la primera vez en que se utiliza SAM100 en Nevada demuestra que nos estamos adaptando y que estamos dispuestos a aceptar nuevas técnicas, procesos y procedimientos de uso e implementación en la industria de la construcción, otorgándonos también una ventaja en materia de licitaciones y en la realización de nuestros trabajos”, argumentó Jeff Van Dellen, gerente de Proyectos de Q&D Construction.

SAM100, que significa “masón semiautomático”, cuenta con programación de computadoras, un sistema de alimentación de materiales y un brazo robótico de metal para extender el mortero antes de que un sistema guiado por láser disponga los ladrillos en filas, colocando un rectángulo de arcilla a la vez, fila tras fila de ladrillos y mortero.

Según explica su fabricante, mientras que un albañil coloca alrededor de 250 ladrillos por día en promedio, SAM100 puede instalar 300 ladrillos por hora, reduciendo a dos o tres meses el trabajo que el albañil haría en cuatro o cinco meses.

El especialista añadió que esta tecnología no solo ayuda a acelerar diversas tareas en el lugar de trabajo y hace que los proyectos sean más seguros, sino que recibe más atención por su potencial para ayudar a aliviar la escasez de mano de obra, como sucede particularmente en el estado de Nevada.

Con información de la Universidad de Nevada (unr.edu/arts/arts-building).

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *