Compartir
Tweet

Robots colaborativos, aliados para competir con los grandes

28 febrero, 2019.

Los también llamados “cobots” y otras tecnologías de automatización son asequibles, versátiles y fáciles de integrar en los procesos de trabajo, evitando renovaciones importantes y proyectos costosos de instalación, ayudando a las pequeñas empresas del mundo y a diferentes negocios a competir con los gigantes globales.

Robots colaborativos, aliados para competir con los grandes

Por Esben Østergaard (*)

Los conglomerados industriales globales y las grandes empresas con sede en los países más industrializados tienen una gran ventaja en el mercado: pueden aprovechar las economías de escala, el acceso a los lucrativos mercados locales e internacionales, los medios para adquirir la última tecnología y tener la primera selección de mano de obra calificada, lo cual ha dificultado la competencia para las empresas más pequeñas, especialmente aquellas en áreas rurales y en países en desarrollo.

Pero las compañías más pequeñas y las que enfrentan otros desafíos ahora están encontrando maneras de tomar estas supuestas desventajas y convertirlas en ventajas. ¿Cómo?, entre otros factores, debido a su proximidad a los mercados locales y su relativa agilidad, lo cual les permite adaptarse rápidamente a las tendencias del mercado; además, pueden mantenerse atentas, reaccionar más rápido y trabajar de forma más inteligente.

Nivelando el escenario

Una tecnología que está ayudando a las empresas más pequeñas a competir son los llamados robots colaborativos o “cobots”. Si bien los costosos robots industriales todavía están fuera del alcance de las empresas más pequeñas, los cobots son asequibles, versátiles y fáciles de integrar en los procesos de trabajo, sin necesidad de renovaciones importantes ni proyectos de instalación costosos.

Universal Robots es un fabricante de robots industriales, cuyos brazos robóticos han sido utilizados a nivel global para optimizar y reestructurar los procesos de trabajo repetitivos, aburridos o potencialmente peligrosos que no aprovechan la creatividad y el ingenio exclusivamente humanos. Esta compañía basada en Odense, Dinamarca, pudo ver el potencial de los cobots para nivelar el escenario referido al principio, ayudando en particular a fabricantes de países en desarrollo y a distintos negocios en áreas donde la mano de obra escasea.

Gradualmente la industria manufacturera está viendo la luz. Los cobots y otras tecnologías de automatización asequibles desempeñarán un papel cada vez más importante para ayudar a la riqueza de las pequeñas empresas del mundo y otras compañías que enfrentan desafíos especiales a competir con gigantes globales.

Los cobots de Universal Robots han ayudado a las empresas más pequeñas a nivelar el campo de juego con los grandes fabricantes en distintas industrias; por ejemplo, Voodoo Manufacturing, que opera una granja de impresión para manejar grandes tiradas de producción y que compite con el moldeo por inyección. Un segundo caso es el de Multi-Wing CZ, un productor de ventiladores que necesitaba automatizar la producción dentro de un espacio de trabajo muy limitado y que, al retirar su antiguo protector de seguridad e instalar un cobot, redujo los costos de producción por unidad en un 10-20% y aumentó la capacidad en 336 horas por año.

También destaca el caso de Industrias Craft and Technik, que buscaba resolver una escasez de mano de obra y disminuir el número de rechazos de productos en su planta de partes automotrices. Después de instalar un cobot que cargó y descargó una máquina CNC vertical y realizó inspecciones automáticas, la eficiencia aumentó con el volumen de producción en un 15-20% sin defectos ni rechazos por parte del cliente.

Robots colaborativos, aliados para competir con los grandes

El caso de Autodesk

Es importante mencionar que en el laboratorio de robótica de Autodesk, ubicado en San Francisco, California, los cobots de Universal Robots están demostrando que es posible automatizar partes de la industria de la construcción. Los proyectos abarcan las interacciones entre humanos y robots, el aprendizaje automático, el dibujo y los sistemas de ensamblaje inteligente. Solo por citar una de las tantas tareas en dicho laboratorio, los cobots de UR realizaron movimientos y medidas precisos que habrían sido difíciles para un humano hacer en el sitio; además, las personas tampoco necesitaron herramientas o equipos de medición, pues simplemente fueron al robot, obtuvieron la parte necesaria y luego la llevaron al sitio de construcción.

En resumen, los tiempos están cambiando en el ámbito de la fabricación global: al trabajar de manera más inteligente y con inversiones modestas en nuevas tecnologías, las compañías más pequeñas, las empresas en áreas periféricas y las empresas en lugares donde es más difícil conseguir mano de obra calificada pueden volverse más competitivas frente a los gigantes globales.

Chief Technology Officer

(*) El autor es Chief Technology Officer y cofundador de Universal Robots (www.universal-robots.com).

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *