Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

El flujo de efectivo como motor de las empresas

1 octubre, 2018.

El verdadero y serio problema con los créditos se presenta cuando no se lleva un monitoreo de la cobranza y se nos pasa meter las facturas a revisión o mandar a cobrarlas. La situación se complica cuando se requiere controlar un equipo de cobranza dedicado, pues es difícil saber en tiempo real cuánto han cobrado, quién debe más, quién se niega a pagar, si hubo un cobro o depósito, etc.

El flujo de efectivo como motor de las empresas

Por Raúl Luna  (*)

La mayoría de la gente asume que quienes son buenos para los negocios también lo son para administrar el dinero, manejar sus flujos o la cobranza, pero no es así. Desde una perspectiva más “empresarial”, varios de estos ejecutivos son muy buenos solucionando problemas y encontrando oportunidades, o son unos súper vendedores, aunque eso de hacer cuentas, organizar y administrar ¡nomás no se les da!, siendo el flujo de efectivo y la cobranza dos de los mayores problemas a los que se enfrentan.

Independientemente de las habilidades o especialización de cada uno, hay hábitos o prácticas básicas que pueden ser de mucha utilidad para aquellos que se han percatado o reconocen -de entrada- que el flujo de efectivo es el motor de sus negocios: Aquí unas recomendaciones para ellos:

El flujo de efectivo como motor de las empresas

* Siempre consideren al flujo de efectivo como una operación vital. Mes a mes escriban en una columna en la que deberán especificar de dónde sacarán el dinero para operar (ahorros, préstamos, ventas o cualquier tipo de ingreso) y en otra todos los gastos ineludibles para que el negocio funcione.

* Pidan anticipos y, de preferencia, firmen contratos. Mucha gente en México es buena para pedir, pero mala para pagar. Al pedir anticipos por algún producto o servicio reducen sus riesgo (a sus contrapartes les preocupa más perder ese anticipo si no liquidan el total en el tiempo estipulado), pero eso sí, nunca entreguen hasta que el producto o servicio estén liquidados. Son pocos los que hacen contratos, a pesar de ser el mejor respaldo y de que también pueden considerar algunas variables, como el tipo de cambio, las condiciones de entrega, etc., pero en la práctica todos manejan los contratos como una constancia para poder reclamar o exigir en caso de ser necesario.

* Pongan en orden su cobranza. Eso de que les paguen a 30, 60, 90 o más días va a depender de que ustedes tengan esos mismos créditos y de a quién se los otorguen. Sin duda, lo más recomendable son las ventas de contado, pero nunca hay que despreciar la opción del crédito, pues varios de los clientes seguramente lo necesitan y, además, son un excelente “gancho” para mantener nuestros negocios.

El verdadero y serio problema con los créditos se presenta cuando no se lleva un monitoreo de la cobranza y se nos pasa meter las facturas a revisión o mandar a cobrarlas. También deben tomar en cuenta que, si tienen un equipo de cobranza dedicado, es posible que se presenten problemas al momento de querer controlarlo; saber en tiempo real cuánto han cobrado, quién debe más, quién se niega a pagar, si hubo un cobro o depósito… ¿Cómo generar una estrategia de cobranza sin saber todos estos detalles?

Todo lo anterior sin contar que hoy en día el SAT nos pide que emitamos el famoso “Recibo Electrónico de Pagos” (REP), obligatorio a partir del 1º de septiembre de este año, un comprobante fiscal que deberá emitirse por cada abono o pago que nos realicen nuestros clientes, lo que -sin duda- generará un dolor de cabeza más para quienes manejan la cobranza.

Actualmente hay muchas soluciones que nos pueden ayudar con estos problemas o para que nos deshagamos de nuestros sistemas de cobranza deficientes. Si están en esta situación, no duden en acercarse a los expertos de Grupo NYM, quienes les ayudarán a integrar la mejor solución de acuerdo con sus necesidades y presupuestos.

(*) El autor es Gerente Comercial de Grupo NYM (raul.luna@gruponym.mx).

Etiquetas: , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.