Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

¡Síganme los buenos (NAIM)… y éntrenle con su cuerno (CMIC)!

31 agosto, 2018.

Por Armando Paredes

ZAPATERO A TUS ZAPATOS. Durante una reunión realizada el lunes 20 de agosto en el Palacio de Minería, Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, se comprometió a respetar la voluntad ciudadana  ya sea para continuar con el proyecto de construcción del NAIM en el Lago de Texcoco o para hacer dos pistas en la base militar de Santa Lucía.

¡Síganme los buenos (NAIM)… y éntrenle con su cuerno (CMIC)!
Javier Jiménez Espriú (SCT).

Eso sí, las dos alternativas planteadas por el nuevo gobierno deben definirse con carácter de “pa’ luego es tarde”, debido a que postergar esta decisión aumentaría la incertidumbre y generaría gastos excesivos, según reconoció el funcionario. Pero antes de establecer los lineamientos de una consulta popular que carece de pies y cabeza y que presumiblemente se realizará el último domingo de octubre, el presunto líder de la SCT solicitó el apoyo de los ingenieros agremiados a tres de las agrupaciones del sector más connotadas del país, encabezadas por Salvador Landeros (Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros), Ascensión Medina (Colegio de Ingenieros Civiles de México) y José Albarrán (Academia de Ingeniería).

LO BUENO: Para obras de la magnitud del NAIM, qué mejor que apoyarse en la experiencia de los ingenieros mexicanos; LO MALO: Jiménez Espriú ha de estar pensando que eso de preparar informes o análisis debidamente sustentados cuesta y tarda lo mismo que hacer enchiladas; aun así, los expertos tendrán que presentar sus aportaciones “en caliente”, pues les pusieron como fecha límite el 5 de septiembre.

LO BUENO: Como diría mi abuelita, “Al mal paso hay que darle prisa”. A tiempo o no, de todos modos ya sabemos que se desatará una oleada de inconformidades, irregularidades, acusaciones y problemas mil, así que no nos queda de otra más que aflojar y cooperar, sobre todo cuando estamos hablando de un proyecto que originalmente debía entregarse en 2018, luego se pasó pa’l  2020, y ahora ya nos salieron con que estrenaremos aeropuerto hasta después del segundo semestre de 2023 (con sus respectivos “changuitos” en la espalda).

LO MALO: No sabemos si detrás de todo este asunto hay “vicios ocultos” (y no me refiero a los de las construcciones) o si ya se tiene presupuestado un maquiavélico plan de retribución para las agrupaciones convocadas a chambear “de a grapa”, pues resulta difícil imaginar que alguien esté caminando sin huaraches. A estas alturas, varios ingenieros seguramente están levantando la mano, pero no para regalar su trabajo sino para preguntar: ¿”Y yo, dónde escribo?”.

Eduardo Ramírez Leal (CMIC nacional).
Eduardo Ramírez Leal (CMIC nacional).

CARAS VEMOS. Y ya que hablamos de representantes y representados, hace unos días corrimos la noticia de que la Cámara Mexicana de la  Industria de la Construcción (CMIC) puso la otra mejilla por 11 empresas potosinas que presentaron una inconformidad ante la Secretaría de la Función Pública, argumentando “falta de transparencia y legalidad” en el proceso licitatorio que les daría manga ancha para construir el paso a desnivel ubicado en El Saucito.

Haciendo caravana con sombrero ajeno (según se dice en Radio Pasillo), el presidente nacional del organismo, Eduardo Ramírez Leal, no desaprovechó la oportunidad para, después de seis meses de espera, ensalzar el triunfo de la representación sanluisina contra los supuestos amaños del Ayuntamiento local, pero también hay que ver el otro lado de la moneda, pues no son pocas las quejas que ha recibido la agrupación en dicha entidad; por ejemplo, se habla de “enriquecimiento inexplicable” y de que la CMIC se lleva a la bolsa más de 40 millones de pesos anuales tan solo por el concepto de cuotas de sus afiliados.

Marco Antonio Uribe (CMIC SLP).
Marco Antonio Uribe (CMIC SLP).

Por su parte, desde febrero de este mismo año la Agencia de Noticias San Luis Potosí publicó una nota con el título “CMIC, la mafia de la construcción y sus contratos leoninos”, donde se señala a Marco Antonio Uribe Ávila, líder de la Cámara en la entidad, como un “vividor” que está utilizando las contribuciones de los abonados para su beneficio personal; también lo acusan de cabildear obras millonarias “nomás pa’ sus cuates” y de tener “convenios leoninos” con 30 ayuntamientos.

Ricardo Gallardo Juárez.
Ricardo Gallardo Juárez.

Uno de los funcionarios más señalados en toda esta pachanga es el alcalde de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo Juárez, pues se presume que en los últimos nueve años el perredista se ha hecho de bienes inmuebles valuados en más de 100 millones de morlacos y… ¡pus cómo!. También en una investigación de la revista Proceso resalta que, tan solo en el trienio 2012-2015, la CMIC recibió 22 millones 293 mil pesos (no provenientes del Ayuntamiento sino de la ciudadanía) a cambio de brindar cursos y diplomados “patito” para los burócratas municipales, sin reconocimiento oficial y sin personal capacitado.

Son en verdad preocupantes las corruptelas, compadrazgos, contubernios y demás irregularidades en los que la CMIC potosina aparece como personaje estelar, superando en cuestión de billetes advenedizos a las tajadas de los funcionarios involucrados en todo este embrollo. La seriedad de las fuentes consultadas solo nos inspira a compartirles una de las referencias; simplemente hay que darle CLIC AQUÍ para encontrar datos de espanto.

Roberto Meli Piralla.
Roberto Meli Piralla.

EN EL ‘MES DE LOS TEMBLORES’. El próximo 5 de septiembre, el doctor Roberto Meli Piralla recibirá la Medalla Bellas Artes de Arquitectura gracias a sus estudios relacionados con el comportamiento y diagnóstico de sistemas constructivos, por el cuidado y restauración de edificios históricos y artísticos, pero sobre todo por sus aportaciones en materia de ingeniería sísmica, área en la cual es considerado un pionero.

Este investigador italiano -nacionalizado mexicano- fue galardonado en 2011 con el Premio Nacional de Ingeniería Civil por parte del Colegio de Ingenieros Civiles de México, así como con el Premio Nacional de Protección Civil por parte de la Secretaría de Gobernación, entre varios reconocimientos más. A sus 80 años de edad y con más de 50 años de trayectoria, este orgulloso egresado de la UNAM ha impartido cursos y conferencias en varios centros educativos de México y el mundo. Es autor de los libros Diseño sísmico de edificiosDiseño estructural de los edificios históricos y Los conventos mexicanos del siglo XVI. Construcción, ingeniería estructural y conservación… ahí pobremente.

Nuria Benítez Gómez.
Nuria Benítez Gómez.

CADA VEZ MÁS PELEADA. De entre 46 rudos participantes, Nuria Benítez Gómez terminó como la ganadora de la Beca Arq. Marcelo Zambrano 2018, un estímulo que cada año otorga Cemex para la formación de jóvenes talentos de la arquitectura y para promover la profesionalización de la industria de la construcción.

Gracias a esta Beca, la también egresada de la UNAM tendrá la oportunidad de estudiar un Master of Research in Architecture en la Royal College of Art, en Londres. Fue co-fundadora de Alterritorios y ha trabajado en el proyecto Casa-UNAM, en el Departamento de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte Moderno de Nueva York, así como en Tatiana Bilbao Estudio. Actualmente es arquitecta e investigadora independiente, y recibirá la Beca el próximo 8 de noviembre, justo cuando se lleve a cabo la ceremonia del Premio Obras Cemex en la Ciudad de México.

Enrique Graue Wiechers (UNAM).

MÁS DE LA UNAM. Pareciera que el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, como todo buen oftalmólogo, está viendo más allá de lo que muchos no pueden (o quieren) ver: la necesidad de formar profesionales de alto nivel, capaces de planear, diseñar, ejecutar y operar infraestructura relacionada con el medio ambiente.

Mediante un comunicado que circuló en medios el pasado 15 de agosto, el Consejo Universitario de la UNAM, encabezado por Graue Wiechers, aprobó la creación de la Licenciatura en Ingeniería Ambiental y que tendrá el apoyo del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, la nueva carrera contará con cinco especialidades: Calidad del aire, Calidad del agua, Manejo de materiales y residuos peligrosos, Gestión integral de residuos sólidos, así como Planeación y gestión ambiental.

Los futuros Licenciados en Ingeniería Ambiental deberán quemarse las pestañas durante diez semestres en la Facultad de Ingeniería, enfocándose en las distintas estrategias para reducir contaminantes mediante tecnologías limpias, como cambios en el proceso de reciclado; tratamientos físicos, químicos, fisicoquímicos y biológicos, así como nuevas medidas de confinamiento de residuos. Échenle un ojo a este video para que no les digan y no les cuenten: https://youtu.be/tETcEQhET-w

Fernando Ruiz Jacques (Elementia).
Fernando Ruiz Jacques (Elementia).

POR EL MEJOR CEMENTO. Como parte de su estrategia de crecimiento en los países donde tiene presencia, la compañía Elementia, liderada por Fernando Ruiz Jacques, anunció a mediados de agosto que invertirá unos 30 millones de billetes verdes para instalar una molienda de cemento en Yucatán, cuya capacidad se calcula en 250 mil toneladas anuales.

Estamos seguros de que el Director General del también fabricante de los cementos Fortaleza se está relamiendo los labios, pues presumiblemente la nueva planta producirá en la entidad “el cemento de mejor calidad del mercado y de mínimo impacto ambiental”, así que ya es tiempo de ir preparando la registradora, pues la idea es iniciar la vendimia a finales del primer semestre de 2019… ¿Qué tal?

>>armando.paredes@digitalbricks.com.mx

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.