Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Arne Jacobsen, un diseñador y arquitecto que conquistó el mundo con su mobiliario

31 agosto, 2018.

Realizó el diseño de la silla Egg en su taller, donde esculpió varios prototipos en arcilla antes de encontrar la forma perfecta del caparazón, sin saber que -junto con las otras piezas de mobiliario que diseñó- estaría haciendo historia y poniendo en alto el diseño danés alrededor del mundo.

Arne Jacobsen, un diseñador y arquitecto  que conquistó el mundo con su mobiliario

Staff Digital Bricks

El 11 de febrero de 1902, en la ciudad de Copenhague, Dinamarca, nació Arne Jacobsen, un arquitecto y diseñador industrial que, tras estudiar cuatro años en la escuela de construcción Kongelige Danske Kunstakademi, entró en la Facultad de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes.

Entre 1927 y 1929 colaboró en el despacho del arquitecto Paul Holsoe y después fundó su propio estudio (Hellerup) para trabajar de manera independiente en arquitectura e interiorismo. Bajo la influencia de Le Corbusier, Gunnar Asplund, Alvar Aalto y Ludwig Mies van der Rohe, pudo posicionarse como uno de los diseñadores más influyentes de la segunda mitad del siglo XX y como el representante más renombrado del diseño escandinavo de los cincuenta y sesenta, además de ser un pionero del diseño moderno en Dinamarca con su obra “La casa del futuro” diseñada junto con Fleming Lassen en 1929.

Jacobsen comenzó como arquitecto creando obras funcionales como la casa Rothenborg de Ordrup (1930). Ideó todos los detalles para proyectos integrales en los que él mismo se encargaba de aspectos relacionados principalmente con el diseño de espacios comerciales u hoteleros, diseñando desde los muebles y los tejidos de la tapicería hasta lámparas o sistemas de iluminación, ceniceros e incluso cuberterías

Clásicos como la silla Swan o la silla Egg nacieron para varios de estos proyectos, como son los casos del edificio para la terminal aérea SAS o el Royal Hotel de Copenhague (1956-1960). Estas dos últimas son seguramente sus obras arquitectónicas más importantes, incluyendo la sede del Banco Nacional de Dinamarca en Copenhague y la Embajada Real Danesa en Knightsbridge, Londres.

Durante los cincuenta Jacobsen cosechó un notable éxito como diseñador industrial, creando –por ejemplo- la silla Ant (1951-1952) y la famosa Serie 7 (1955) para el ebanista Fritz Hansen; también diseñó las luminarias AJ (1955-1960) para Louis Poulsen; la colección de objetos metálicos Cylinda-Line para para Stelton y Michelsen; tejidos para August Millech, Grautex y C. Olesen; accesorios de baño para I.P. Lunds, así como cubertería para Georg Jensen.

En la década de los 60 se dedicó a la docencia en la Skolen for Brugskunst de Copenhague y diseñó el St. Catherine’s College de Oxford, donde combinó formas esculturales y orgánicas con las virtudes y la claridad del diseño escandinavo.

La clave del éxito de los objetos de Jacobsen se encuentra en su diseño elegante y esencial que le dan un atractivo externo fiel al movimiento moderno y perfeccionista; asimismo, la mayoría de sus diseños sigue en producción, lo cual reafirma su atemporalidad. Jacobsen falleció en su ciudad natal, el 24 de marzo de 1971, a la edad de 69 años.


¡50 huevos para celebrar!

A Arne Jacobsen se le encargó diseñar el mobiliario, así como cada elemento del SAS Royal Hotel, y ello le representó una gran oportunidad para poner en práctica sus teorías del diseño integrado y la arquitectura.

Junto con las sillas Swan, Drop, el sofá Swan y la serie 3300, el arquitecto danés creó para las áreas del lobby y recepción su icónica silla Egg inspirándose en el sillón Womb de Eero Saarinen, pero utilizando -antes que nadie– una novedosa técnica que consistía en colocar una fuerte capa interna de espuma debajo de la tapicería, y cuyas líneas curvas representan un contraste escultórico total ante las superficies prácticamente verticales y horizontales del hotel.

La carcasa del huevo está hecha de espuma de poliuretano con refuerzo de fibra de vidrio, mientras que la espuma para la tapicería y el cojín del asiento son espuma de poliuretano curada en frío.

La butaca Egg está fabricada con un armazón de madera contrachapada de abedul recubierta de almohadillas de espuma y tela, una técnica de la que Jacobsen fue pionero.

La privacidad que proporciona la forma envolvente del sillón Egg es una de las características más apreciadas por los diseñadores de interiores. Aunque existen muy pocos ejemplares del original (que alcanzan altos precios en el mercado), hoy en día el fabricante y distribuidor escandinavo Fritz Hansen (www.fritzhansen.com) posee los derechos de explotación del diseño, produciéndolo y comercializándolo desde los cinco mil dólares en promedio.

Arne Jacobsen, un diseñador y arquitecto 
que conquistó el mundo con su mobiliario

A mediados del 2016 se realizó la apertura oficial de la primera tienda de Republic of Fritz Hansen en Latinoamérica, la cual se ubica en la calle Alejandro Dumas No. 124 de la colonia Polanco, en la Ciudad de México, un evento al que asistieron diversas personalidades de los campos de arquitectura y diseño, incluyendo a Jacob Holm, CEO de Fritz Hansen, así como al embajador de Dinamarca, Henrik Bramsen Hahn. 

Cabe mencionar que Fritz Hansen también cuenta con diseños de Jaime Hayón y Poul Kjærholm, y para celebrar los cincuenta años del diseño de la silla Egg, actualmente está manejando una línea especial con 50 versiones de la misma, la que originalmente solo se produjo en color verde para el Hotel SAS, aunque hoy el rojo es el preferido, y además existen colores y materiales premium, como el cuero natural.

También en México

Se sabe que a lo largo de la historia muchos arquitectos se han dedicado a diseñar tanto el espacio como el mobiliario de acuerdo a un mismo discurso. De esta “camada” de diseñadores integrales destacan en México los casos de Pedro Ramírez Vázquez, Ricardo Legorreta, Agustín Hernández, Diego Matthai, Armando Franco, Roberto Eibenschutz y Mathias Goeritz, cuyas creaciones (principalmente sillas) pueden disfrutarse desde el pasado 2 de junio de 2018 en la galería “Clásicos Mexicanos”, ubicada en la colonia Polanco de la Ciudad de México.


¿SABÍAS QUE…

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.