Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

La construcción genera más del 50% de los contaminantes en el mundo

1 agosto, 2018.

Un estudio de la UNAM revela que los procesos tradicionales de edificación requieren del uso de combustibles fósiles y demanda energética, que son las principales fuentes de liberación de CO2; ante ello, la empresa IsoCindu propone su sistema de construcción ARKWALL.

Staff Digital Bricks

Cuando se habla de las causas del cambio climático, lo primero que llega a nuestras mentes son las emisiones de las fábricas y de los coches, pero la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) estima que el responsable de más del 50% de las emisiones contaminantes en el mundo es el sector de la construcción, pues también hay que tomar en cuenta sus procesos de fabricación de materiales, el transporte, los trabajos de construcción por sí mismos y el uso que se les da a las edificaciones una vez terminadas.

En el caso de México, se espera que para el año 2050 se construyan siete millones de viviendas que emitirán unos 25 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. Los procesos tradicionales de edificación requieren del uso de combustibles fósiles y demanda energética, que son las principales fuentes de liberación de CO2, lo que ocasiona que todo el sector de la construcción tenga un fuerte impacto ambiental, según un reciente estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Es responsabilidad de nuestro sector realizar los cambios necesarios para detener esta tendencia y revertirla en la medida de lo posible”, señala Arnaldo Figurelli, CEO de IsoCindu, empresa mexicana de materiales para la construcción.

Con el propósito de mitigar los efectos de las construcciones en el calentamiento global, la Comisión Nacional de Vivienda sugiere, entre otros aspectos, que se lleven a cabo Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMA, por sus siglas en inglés), ya que pueden evitar hasta 25% de las emisiones contaminantes.

Estas acciones son voluntarias y deben realizarse alineadas a un desarrollo sustentable y soportadas por financiamiento, tecnología y desarrollo de capacidades. Los resultados de programas como el de las NAMA empiezan a notarse en México. La encuesta global Johnson Controls Energy Efficiency Indicator señala que hay una demanda creciente de edificios verdes, “lo que impulsa la demanda de edificios de energía neto cero”.

Asimismo, la encuesta revela que un 43% de las organizaciones consultadas prevé contar con al menos un edificio verde certificado. En este tipo de edificios se busca reducir la huella ambiental durante todo el ciclo de vida de la construcción.

“Para los próximos diez años, las empresas están desarrollando estrategias a fin de lograr un estatus de energía neta casi cero, energía neta cero o energía neta positiva para al menos un edificio”, indica el estudio. También revela que el 40% de las empresas planea aumentar sus inversiones en eficiencia energética y energías renovables durante el próximo año, y que un 56% adicional espera mantener la inversión en su nivel actual.

También te puede interesar: El museo Russia-My History mete gol con una arquitectura vanguardista y sustentable.

En este contexto, el uso de materiales sustentables e innovadores en la construcción es uno de los principales medios para reducir el impacto ambiental del sector. El sistema de construcción con paneles aislantes “tipo sándwich” genera eficiencias energéticas desde la fase de construcción, pues permite una realización de la obra en tiempos hasta diez veces más rápidos, un muy bajo o casi nulo consumo de agua, así como la generación de muy pocos residuos.

IsoCindu por ejemplo, ha desarrollado innovadores paneles aislantes que no emplean gases dañinos para la atmósfera y, sobre todo, aumentan notablemente la eficiencia energética de los edificios. Ha reemplazado los gases CFC y HCFC (considerados responsables del agujero en la capa de ozono terrestre y normalmente utilizados en la producción de los paneles tipo sándwich) por el ciclopentano, un agente expandente que se evapora al final del proceso sin dañar la atmósfera del planeta.

Por otro lado, esta firma propone un sistema de construcción llamado ARKWALL, que une los beneficios del uso de paneles con los de las fachadas ventiladas para que el edificio reduzca los consumos de energía, disminuyendo tanto la condensación y las humedades, al tiempo que baja la cantidad de calor que entra en el edificio en el verano, como el que sale del mismo en el invierno. Gracias al mayor aislamiento térmico, el gasto de energía se reduce hasta en un 73%, sin renunciar a las posibilidades creativas de las fachadas ventiladas.

>>www.isocindu.mx

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.