Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Crean en Holanda las primeras casas impresas en 3D

3 julio, 2018.

El ensamblaje simplificado no es la única ventaja que ofrece la impresión 3D sobre los métodos de construcción convencionales: el proceso requiere menos trabajadores, reduciendo al mínimo los costos y los accidentes; además, la cantidad de cemento y el transporte requeridos se mantienen al mínimo, lo que reduce el impacto ambiental.

Crean en Holanda las primeras casas impresas en 3D

Traducción Digital Bricks (*)

Cuando eras niño probablemente escuchaste la historia de tres cerditos que construyeron cada una de sus casas con paja, palos y ladrillos, y al final solo esta última fue capaz de resistir el jadeo y resoplido del hambriento lobo del vecindario. La moral aquí es: “el trabajo duro tiene su recompensa”.

Pero en nuestra fábula orientada al futuro había un cuarto cerdo, el que construyó su casa con una impresora de concreto en 3D de última generación, conservando una tonelada de energía y reduciendo los desperdicios generales en el proceso, pero lo mejor de todo es que ningún jadeo o resoplido ha podido derrumbarla.

La impresión 3D se está convirtiendo en un elemento básico para una gran cantidad de aplicaciones industriales, incluyendo desde accesorios metálicos líquidos para naves espaciales hasta tejidos vivos. Como lo ilustró nuestra metáfora del cerdo, incluso es posible construir casas enteras usando impresoras 3D masivas a escala industrial, pero aún tienen que ganar habitantes permanentes.

Crean en Holanda las primeras casas impresas en 3D

Cerca de la ciudad de Eindhoven, la compañía holandesa Van Wijnen está construyendo -bajo el apelativo de “Proyecto Milestone”- algunas casas futuristas impresas en 3D, las que serían las primeras habitables en el mundo; es decir, que pueden pasar una inspección, o al menos eso es lo que aseguran sus directivos.

Actualmente hay cinco casas en total, cada una con una forma y tamaño únicos que muestran la flexibilidad de la tecnología de vanguardia. Dado que la impresora es esencialmente una boquilla de hormigón gigante que se mueve a lo largo de una pista bidimensional en lo alto del aire, los arquitectos pueden diseñar casas en casi cualquier forma que les guste.

En este momento las casas se imprimen en piezas fuera del sitio y luego se transportan a su destino final, aunque la empresa constructora espera hacer más ajustes llevando la impresora al sitio al término de este proyecto. Todo lo anterior se traduce en un proceso más racional, especialmente teniendo en cuenta que una estructura engorrosa de ladrillo y mortero puede tardar más de seis meses en completarse.

Crean en Holanda las primeras casas impresas en 3DEl ensamblaje simplificado no es la única ventaja que ofrece la impresión 3D sobre los métodos de construcción convencionales: el proceso requiere menos trabajadores, reduciendo al mínimo los costos y los accidentes; además, la cantidad de cemento y el transporte requeridos se mantienen al mínimo, lo que reduce el impacto ambiental.

El periódico The Guardian publicó recientemente un artículo asegurando que los Países Bajos están experimentando una grave escasez de albañiles para construir casas, por lo que la tecnología liderada por empresas como Van Wijnen podría presentar una solución sostenible a este creciente problema.

La visión futurista de Van Wijnen es solo uno de muchos proyectos en todo el  mundo que utilizan la impresión 3D para construir casas únicas. ICON, una startup con sede en Austin, desarrolló una forma de imprimir un bungalow de 650 pies cuadrados por solo diez mil dólares, mientras que una startup con sede en San Francisco logró construir una casa en apenas 24 horas.

Pero la tecnología detrás de las estructuras de impresión en 3D aún está emergiendo y algunas de sus ventajas promocionadas pueden exagerarse. La variabilidad de los materiales basados ​​en cemento plantea preguntas sobre su integridad estructural y el impacto ambiental.

¿Cómo afectan las mezclas de cemento especialmente formuladas a la calidad del aire o a la biodegradabilidad? Se necesita más investigación para considerar que la tecnología de impresión 3D sea un éxito, aunque una cosa está clara: hay mucho entusiasmo y optimismo cauteloso detrás de la tecnología, y eso seguramente tendrá un efecto indirecto en los métodos de construcción convencionales.

La impresión en 3D y sus aplicaciones siguen extendiéndose, aunque es poco probable que los métodos convencionales de construcción de viviendas se reemplacen por completo en el corto plazo; además, ¿quién no querría que las casas fueran más seguras, más respetuosas con el medio ambiente y más baratas de construir?

(*) Artículo original publicado el 6 de junio de 2018 por Victor Tangermann (futurism.com).

Etiquetas: , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.