Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Un tamalito para los humedales mexicanos

7 febrero, 2018.

Un día 2 de febrero, pero hace 47 años, se firmó la Convención Ramsar con la idea de proteger estos ecosistemas, los cuales contribuyen a la sostenibilidad de los asentamientos humanos, aportan zonas recreativas en las ciudades y facilitan el control de inundaciones, entre varios atributos más.

Los Pantanos de Centla en México, el humedal más importante de Mesoamérica, donde convergen los ríos Usumacinta, Grijalva y San Pedrito.

Staff Digital Bricks

En el calendario litúrgico universal, cada 2 de febrero se celebra el Día de la Candelaria, también conocido como Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria, Fiesta de la Purificación (de la Virgen después del parto) o Fiesta de la Presentación (del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén).

Todos conocemos las tradiciones en varias partes del mundo y las particularidades que nuestros antepasados prehispánicos le inyectaron al ritual en el que se “levanta” al Niño Dios del pesebre para “vestirlo” y continuar con la ruta católica que pasa por los carnavales a festejarse en marzo; también sabemos que, en México, los padrinos (quienes encontraron un muñequito en la Rosca de Reyes) están obligados a ofrendar tamales el 2 de febrero.

En lo que concierne a nuestra industria, son muy pocos los que asocian esta fecha con el “Día Mundial de los Humedales”, que no es otra cosa que el día en el que se firmó la Convención Ramsar con la idea de proteger esos ecosistemas, los cuales son zonas de tierras generalmente planas cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitentemente, por lo que su importancia internacional -además de ser el hábitat de aves acuáticas- radica en su contribución a la sostenibilidad de los asentamientos humanos, así como en el aporte de zonas recreativas en las ciudades y por el hecho de que facilitan el control de inundaciones, entre varias ventajas más.

La conservación de los humedales, así como su uso sostenible y el de sus recursos, es uno de los compromisos que desde 1971 se planteó el Convenio de Ramsar, oficialmente conocido como “Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional”. Ramsar es una ciudad iraní situada a orillas del Mar Caspio y es la sede en la que se firmó el Convenio, aunque este entró en vigor el 21 de diciembre de 1975, mientras que en México se puso en marcha once años después, hasta el 4 de noviembre de 1986.

Cabe mencionar que cada tres años los estados miembros se reúnen para evaluar los progresos y compartir conocimientos y experiencias. En 2011 se habían sumado al acuerdo 160 países de todo el mundo y acordaron proteger 1,950 humedales, los que abarcaban una superficie total de 190 millones de hectáreas y que fueron designados para incluirse en la llamada “Lista Ramsar”.

La Lista Ramsar de Humedales de Importancia Internacional incluye en la actualidad más de 1,900 lugares (Sitios Ramsar) que cubren un área de un millón 900 mil Km². El país con un mayor número de sitios es el Reino Unido, con 169, mientras que la nación con la mayor área de humedales listados es Bolivia, con más de 148 mil km², seguido de Canadá con más de 130 mil kilómetros cuadrados.

Mapa de los Sitios Ramsar en México

La Convención emplea una definición amplia de los tipos de humedales, incluidos pantanos y marismas, lagos y ríos, pastizales húmedos y turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, zonas marinas próximas a las costas, manglares y arrecifes de coral, así como sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas; es por ello que México es de los países que más aportan a la lista, pues tiene actualmente 142 áreas designadas como “Sitios Ramsar”, con una superficie de 8 millones 657 mil 57 hectáreas.

* Más información en: https://www.ramsar.org/es/humedal/mexico

Etiquetas: , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.