Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Los ‘pesos pesados’ del software BIM, cara a cara

7 febrero, 2018.

Los usuarios quieren tener la certeza de que contarán con el apoyo, asesoría y soporte de parte de las marcas y, sobre todo, de quienes se las vendieron o instalaron. Revit y ArchiCAD son las soluciones más conocidas y utilizadas en México, pero -aun con ello- tanto Autodesk como Graphisoft se apoyan solo en distribuidores que puedan defender y respaldar sus respectivos productos.

Por Raúl Luna (*)

A pesar de la creciente demanda de proyectos que hoy en día se realizan en BIM (Building Information Moddeling), varias de las mentes que trabajan alrededor del modelado siguen preguntándose: ¿cuál software es mejor? Al tratarse de un tema muy extenso, nos centraremos en las dos soluciones más conocidas y de mayor participación de mercado; nos referimos a Revit y ArchiCAD, así que echémosle un vistazo a algunas de sus características, esperando que lo aquí expuesto sea de utilidad para que, al final del día, usted tenga los suficientes argumentos ya sea para rebatirnos o para decidirse por cualquiera de las dos opciones.

Procuraremos no abusar de la parte técnica y partir de la premisa de que el mejor software es aquel que cubre a cabalidad nuestras expectativas o satisface las necesidades de nuestros proyectos. Y ya que estamos hablando de los “pesos pesados” del software BIM, permítanos darle un tratamiento pugilístico al tema, aunque -valga aclararlo- no pretendemos manejarlo como una rivalidad sino como una singular presentación de los contendientes.

Las dos esquinas

Autodesk, como la mayoría de los fabricantes de software, se ha montado a la tendencia de ofrecer sus productos bajo los esquemas de renta anual y multi-anual; Revit no es la excepción, y su oferta puede encontrarse como producto unitario o dentro de sus colecciones de AEC (ambas en renta).

La empresa Graphisoft aún comercializa todos sus productos bajo la modalidad de licenciamiento perpetuo, dándole un sentido de pertenencia al usuario de ArchiCAD y con la ventaja de poder actualizar el producto mediante la opción conocida como “Archiplus”, que no es otra cosa que un mantenimiento para poder tener tanto mejores precios como servicios adicionales, incluyendo la actualización sin costo de la siguiente versión.

Y adentrándonos un poco en los atributos técnicos, vemos que Revit, el software de modelado de información de edificios 4D de Autodesk, es una poderosa herramienta que utiliza un proceso inteligente basado en modelos para ayudar a planificar todos los aspectos de un proyecto, desde el diseño hasta la construcción y más.

Revit es una fantástica apuesta para los arquitectos, aunque su abanico de aplicaciones es bastante amplio debido a que su caja de herramientas y servicios también es aprovechada actualmente por ingenieros, constructores y gerentes de proyectos, entre otros. Diseñado para utilizarse como una herramienta de colaboración para profesionales en todas las disciplinas y especialidades relacionadas con la ingeniería y la construcción, Revit puede definirse como un paquete integral que permite gestionar un proyecto constructivo durante todo su ciclo de vida.

En la otra esquina, ArchiCAD es un software BIM desarrollado para los mismos fines que Revit de Autodesk. Esta solución ofrece herramientas que permiten, por ejemplo, visualizar un proyecto o pre-visualizar los avances, la ingeniería y el diseño de los interiores, exteriores y espacios circundantes de un edificio.

No puede negarse el poderío de estos dos productos y, como siempre, son los usuarios quienes, por su experiencia y dominio de los mismos, quienes tienen la última palabra para anteponer o defender a capa y espada sus respectivas preferencias.

La técnica antes que la fuerza

Para seguir con el comparativo entre estos dos “gigantes del BIM” es necesario ver de cerca sus fortalezas técnicas, pues justo en esa parte es donde algunos usuarios consideran que se encuentra la verdadera diferencia.

* Diseño conceptual: Revit presenta un entorno de diseño conceptual que proporciona una gran flexibilidad en las primeras etapas del diseño del proyecto, lo cual permite crear masas conceptuales, así como geometría adaptativa que luego puede integrarse en el entorno del proyecto BIM.

Esta solución posibilita manipular diseños en componentes paramétricos o subcomponentes para “anidar” en otros modelos, lo mismo que hacer referencia a los diseños y modificaciones dentro del entorno BIM; además, tales componentes inteligentes pueden adaptarse a una variedad de superficies complejas.

La sencillez es algo que caracteriza al diseño conceptual en ArchiCAD, aparte de que para lograr su mayor rendimiento no se necesita sacrificar características útiles. El modelado Push/Pull, la geometría instantánea y personalizable, así como la herramienta de extrusión múltiple inteligente hacen que la etapa del diseño de concepto sea bastante fácil; por ello, ArchiCAD puede representar una gran plataforma para crear rápidamente un concepto.

* Visualización: Revit ofrece una amplia gama de potentes herramientas para enfocarse en el diseño. Wireframe y vistas de superficie transparentes abren el modelo, mientras que otros tipos de vistas permiten al usuario un control total sobre el sombreado y la luz. Casi no hay vistas que Revit no pueda proporcionar y cada una puede ser manipulada y controlada para tareas específicas; asimismo, la mayoría de las vistas puede asignarse a la vista general o clasificarse por categorías, filtros o elementos.

Si bien ArchiCAD tiene un conjunto similar de estilos visuales, carece de la capacidad de personalización que presume Revit y la aplicación de vistas a elementos específicos, aunque -a decir verdad- la facilidad de visualizar planos en 3D por medio de su herramienta BIMx es extraordinaria y muy útil en la toma de decisiones.

* Renderización: Tanto Revit como ArchiCAD tienen capacidades de representación robustas y extensas; pueden producir imágenes fotorrealistas del exterior y del interior de un proyecto, y cuentan con un completo conjunto de herramientas de ajuste fino para resultados óptimos.

Revit incluye Raytracer, pero también permite a los usuarios de Autodesk A360 renderizar en la nube, reduciendo el estrés en cualquier sistema. Por su parte, ArchiCAD presenta CineRender, una herramienta con capacidades similares a las del anterior. Ambas utilerías posibilitan alteraciones mínimas de la luz, la sombra, la textura, el brillo, la profundidad, la difusión y la retracción. En resumen, mientras los procesos son diferentes para cada programa, los resultados son equiparables, por lo que la siguiente batalla podría librarse en el terrero de la ingeniería y la construcción, así que hagan sus apuestas.

Un combate muy equilibrado

A estas alturas ya deben tener una mejor idea acerca de las ventajas de cada uno de estos sistemas o tal vez haya quien esté considerando la alternativa de probar aquel que actualmente no utiliza, pero para que quede todavía más claro, enfaticemos en las partes que van más allá de la arquitectónica:

* Funciones de ingeniería y construcción: Revit y ArchiCAD son excelentes herramientas para el diseño arquitectónico, pero un proyecto de edificación no termina ahí. Sin desestimar el papel de la estética, lo más importante aquí es garantizar la integridad estructural en todas las facetas del proyecto y asegurarse de que este se ajuste a todos los estándares vigentes de la construcción.

Structural Analysis for Revit admite la coordinación multidisciplinaria del proceso de diseño, utilizando modelos inteligentes para proporcionar un análisis en profundidad de cómo cada parte del proyecto responde a las tensiones relevantes y potencialmente aplicables. Esto no solo agiliza el proceso de análisis y cumplimiento, sino que también posibilita crear la documentación de respaldo.

Al simular tensiones, los ingenieros estructurales pueden obtener una imagen precisa de los requisitos de refuerzo y el diseño óptimo de la barra de refuerzo. Revit ayuda a realizar análisis basados ​​en la nube mientras trabaja y también presenta el complemento Dynamo, que proporciona a los ingenieros la capacidad de optimizar estructuras mediante el desarrollo de herramientas basadas en lógica.

ArchiCAD ha sido recientemente equipado con un sistema que posibilita clasificar los elementos de un proyecto de diseño de acuerdo con estándares relevantes por país y para la propia aplicación. Si bien esta es una buena herramienta, simplemente refleja las funciones básicas de Revit.

Una de las ventajas de ArchiCAD es que, en su contexto de “Open BIM”, puede interactuar con cualquier otro sistema de análisis estructural para complementar su proceso y no condiciona a trabajar con una sola marca en específico; esto es bueno si tomamos en cuenta que los equipos arquitectónicos y estructurales no están en la misma empresa, así que siempre existe la oportunidad de trabajar libremente con la herramienta que más satisfaga a cada uno.

Una de esas opciones es TEKLA Structures y, de hecho, es con la que mayor interacción tienen ArchiCAD y Revit; se trata de un programa CAD en tercera dimensión para el diseño, detallado, despiece, fabricación y montaje de todo tipo de estructuras para la construcción, el cual fue desarrollado por la compañía finlandesa del mismo nombre.

Regresando a lo que nos concierne, Revit cuenta con un alto nivel de automatización y ArchiCAD simplemente no tiene el amplio espectro de herramientas y procesos para competir en esta área. Las interacciones futuras del software pueden abordar esto, pero la versión actual carece de la flexibilidad de Revit.

* MEP y construcción: La flexibilidad y las capacidades específicas de la disciplina de Revit se extienden más allá del ámbito de la ingeniería estructural para abarcar también la ingeniería y la construcción de MEP. El programa ofrece un conjunto de herramientas similarmente expansivo para profesionales mecánicos, eléctricos, de plomería y de la construcción.

Para empezar, Revit incluye una extensa biblioteca de contenido para sistemas de aguas residuales con la idea de cumplir con una extensa gama de estándares internacionales; asimismo, incluye soluciones de diseño para HVAC, electricidad y plomería, las cuales permiten construir modelos complejos y generar documentación de respaldo.

La herramienta Design to Fabrication ayuda a los usuarios a convertir elementos detallados de nivel de diseño en elementos de nivel de construcción, facilitando más que nunca la creación de modelos listos para la fabricación y para el control de los componentes del diseño.

Por su parte, Autodesk lleva las cosas aún más lejos en cuanto al conjunto de herramientas de construcción; ofrece a los profesionales un modelo extremadamente detallado del diseño general, permitiéndoles obtener ideas sobre constructibilidad y la alternativa de evaluar la intención del diseño mucho antes de comenzar. Esto proporciona un marco más eficiente para los métodos y materiales de planificación, lo que -a su vez- brinda un nivel mucho mayor de coordinación entre todas las partes que trabajan en cada proyecto.

ArchiCAD puede usar el complemento robusto MEP Modeler que permite a los usuarios crear y coordinar redes mecánicas, eléctricas o de plomería dentro del diseño del edificio. El add-on es extremadamente fácil de usar para quienes dominan ArchiCAD y puede integrarse sin problemas con el software estándar.

La caja de herramientas incluye una amplia gama de aplicaciones al respecto y la biblioteca de objetos específicos MEP presenta una gran cantidad de formas comunes con puntos de conexión inteligentes y herramientas de enrutamiento para ayudar a construir complejos sistemas MEP desde cero. En resumen, las herramientas MEP de ArchiCAD ciertamente pueden competir con las de Revit, pues ambas opciones fomentan un flujo de trabajo eficiente y colaborativo.

El round definitivo

Llegamos al último raund y podemos afirmar que con el paso del tiempo ambos sistemas se han fortalecido, sumando cada vez más adeptos, y aunque en los primeros enfrentamientos los contendientes han asestado buenos golpes, la objetividad aún nos impide determinar a un vencedor.

En esta ocasión el cuadrilátero contará con tres cuerdas para apoyar a cada una de las opciones bajo los siguientes argumentos: aspecto visual, colaboración con otras herramientas BIM y, obviamente, el factor precio.

* Aspecto visual: Revit presenta una interfaz de usuario que es altamente personalizable, una característica que Autodesk ha implementado a fin de admitir múltiples enfoques para usar el software, no solo en términos de múltiples disciplinas trabajando en el mismo proyecto, sino entendiendo que no todos los arquitectos o ingenieros abordan su trabajo de la misma manera.

Revit tiene una curva de aprendizaje media, pero quienes están familiarizados con otros productos de Autodesk tendrán una ventaja en este sentido. Las capacidades para personalizar la interfaz de usuario compensan en cierto modo la curva de aprendizaje, ya que es más fácil para los usuarios configurarla a su favor.

La interfaz de usuario de ArchiCAD es a menudo uno de los primeros aspectos que los usuarios elogian sobre el software: es limpio, elegante y le da al entorno de trabajo un amplio espacio en la pantalla.

ArchiCAD también tiene una curva de aprendizaje un poco más fácil, en particular para los diseñadores, aunque los ingenieros pueden no estar de acuerdo con esto último. Si bien puede personalizarse de varias maneras, la interfaz de usuario del programa ofrece un poco menos de flexibilidad que Revit.

En gran parte, quienes manejan y dominan ArchiCAD disfrutan a fondo de su interfaz de usuario, y aunque su potencial para la configuración personalizada no llega a ser como la de Revit, esto podría ser irrelevante si se considera que la interfaz de usuario estándar o de fábrica es una drawcard.

* Colaboración: Ambas opciones presentan un alto nivel de interoperabilidad, ya que pueden importar y exportar archivos IFC diseñados específicamente para aumentar la interacción y el flujo de trabajo en las aplicaciones BIM. Además, Revit y ArchiCAD son capaces de importar y exportar todos los tipos de archivos comunes relevantes para el diseño de edificios, incluidos modelos 3D, dibujos en 2D y otros tipos de archivos CAD.

Los usuarios históricamente se han decantado por una o por otra alternativa, dependiendo de la región o el país del que se trate, y es que este último dato también se relaciona con las plataformas o sistemas operativos dominantes.

En Estados Unidos, Canadá y algunos países europeos, Revit lleva la batuta de uso, a pesar de que no tiene una versión para Mac. El punto a favor para dicho programa en el rubro de la compatibilidad es que existen herramientas que permiten ejecutar Windows en Mac, como Boot Camp y Parallels, y una tercera opción sería Internet, vía Frame.

El hecho de que no sea compatible con “la plataforma de la manzana” es definitivamente el mayor “pero” de Revit hoy en día, aunque por otro lado admite un proyecto desde la etapa del diseño inicial hasta la construcción completa y también puede utilizarse en aplicaciones de mantenimiento y demolición.

Hay quienes afirman que Revit se está imponiendo como el estándar de software BIM, justo como lo hiciera AutoCAD, y atribuyen esta relativa ventaja a la fortaleza del marketing de Autodesk.

* Precio: Revit 2018 se vende a través de una red global de socios de negocios certificados por Autodesk, quienes también pueden ofrecer servicios adicionales de gran valor. El esquema de licenciamiento anual (preferente) es algo que a muchos usuarios no les ha agradado del todo y, aunque puede adquirirse bajo el esquema de renta para proyectos por un tiempo determinado, al vencer la fecha de la contratación corren el riesgo de quedarse sin sistema, impidiéndoles controlar cualquier contingencia o revisión del proyecto.

ArchiCAD 21 puede adquirirse en un esquema mixto: ya sea en renta por tiempo, de forma perpetua o ambas opciones para optimizar la inversión; sin embargo, se requiere de algunos complementos que deben agregarse manualmente para obtener la misma funcionalidad que Revit tiene “lista para usar”. Un punto a favor de ArchiCAD es que la mayoría de sus complementos no tiene costo.

Con un poco más de lo que cuesta Revit puede comprarse Autodesk Architecture, Engineering & Construction Collection, la suite que, además de Revit, incluye AutoCAD, AutoCAD Civil 3D e InfraWorks. Esta colección es, por supuesto, la mejor manera de adquirir Revit, pues las herramientas adicionales amplían aún más el potencial de los usuarios. Mejor aún, obtener todos estos productos en paquete representaría un ahorro de miles de dólares, pero si usted nada más se desenvuelve en el ámbito de la arquitectura, seguramente estará “sobrado de sistemas”.

Si bien ArchiCAD tiene un costo inicial menor, la relación calidad-precio simplemente no puede compararse con la que se obtiene del potente paquete BIM de Autodesk; además, en este momento ArchiCAD no puede adquirirse en una colección.

Y el cinturón es para…

En Latinoamérica -debemos reconocerlo- apenas se está adoptando el uso de los programas BIM; de hecho, soluciones como AutoCAD y Sketchup, por ejemplo, siguen siendo “las mandonas”. La gran ventaja para los mercados de esta región, sin embargo, es que los usuarios tienen la libertad de elegir el programa que más les guste o convenga, lo cual es un privilegio inexistente en otros países.

Después de incontables trabajos comparativos entre Revit y ArchiCAD, muchos han llegado a la conclusión de que el costo es uno de los diferenciadores principales. ¿Pero si el contraste de los precios no es tanto, entonces qué es lo que pudiera inclinar la balanza o las preferencias hacia una opción u otra?

Al tratarse de una inversión, los usuarios y los potenciales compradores necesitan sentirse respaldados; quieren tener la certeza de que contarán con el apoyo, asesoría y soporte de parte de las marcas y, sobre todo, de quienes les vendieron o instalaron las soluciones.

Norma Silvia Sánchez Aquino, directora general de Grupo NYM, un integrador de soluciones informáticas que se especializa en software administrativo y comercializa tanto Revit como ArchiCAD, menciona al respecto que, efectivamente, ambas soluciones son las “pesos pesados” y las más conocidas en México, pero -aun con ello- tanto Autodesk como Graphisoft necesitan apoyarse en distribuidores que puedan defender y respaldar sus respectivas marcas o productos.

“Cuando se hace un comparativo entre las dos soluciones, la conclusión casi siempre es la misma: ‘uno hace esto y el otro no’; ‘uno cuenta con aquello y el otro no’, y terminan hablando del precio como si esa fuese la principal diferencia. Nosotros trabajamos con los dos sistemas y esa es una ventaja para los clientes, pues antes de hablar de dinero analizamos su infraestructura y sus requerimientos, así que nunca le propondríamos un producto que pudiera dejarlo insatisfecho”, destacó.

Contrario a lo que pudiera pensarse, añadió la empresaria, trabajar con dos marcas que compiten por un mismo mercado no es complicado: “Defendemos y promovemos los dos frentes con el mismo compromiso. Al final, la decisión la toman los usuarios y es nuestro deber respaldar esa decisión, pero para ello debemos capacitarnos periódicamente y especializarnos cada vez más en el quehacer de las industrias constructora y de arquitectura”.

Aparte del precio, de la solidez del integrador, de la confianza y del respaldo, muchos clientes quieren que la curva de aprendizaje de estos programas no implique mayores gastos o pérdida de tiempo: “Ambas alternativas son muy similares en este último aspecto, pero la buena noticia es que existen cursos en todos los niveles para los dos productos, varios de los cuales pueden tomarse en línea y en distintos idiomas, incluyendo el español, por lo que para Grupo NYM ese no es un factor de diferenciación; además, si al cliente se le llega a complicar algo, sabe que cuenta con nuestro apoyo”.

Para terminar este ejercicio, podemos decir que el real vencedor es definitivamente el usuario, pues el hecho de que existan las dos plataformas en un mismo mercado incentiva la competencia y, por ende, obliga a desarrollar mejoras constantes en ambos productos… ¿o usted ya tiene a un ganador? Esperamos que nos comparta sus argumentos.

(*) El autor es Director Comercial de Grupo NYM (raul.luna@gruponym.mx).

gruponym.mx

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.