Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Ingenio mexicano que está revolucionando la construcción

9 enero, 2018.

La solución de la empresa Concreto Poliamídico incorpora nanobots, los cuales, al entrar en contacto con la luz del sol, generan una reacción química que reduce el nivel de contaminación, el calentamiento global y la lluvia ácida en las grandes ciudades.

Staff Digital Bricks

Jesús Cervantes Herrera, fundador y director de la compañía mexicana Concreto Poliamídico LuminaKret, es un apasionado de la investigación que valora los beneficios de la ciencia aplicada y quien, desde hace ya varios años, buscó la manera de revolucionar el uso de materiales como el carbono, al cual considera una maravilla natural del mundo que fue destinada a transformar nuestras vidas.

“El carbono ya tratado es también el material más fuerte, más flexible y el mejor conductor en el planeta, lo cual hace que sea una alternativa más que viable para sustituir y replantear la forma en que empleamos y diseñamos nuestros concretos.

“Las asombrosas propiedades del carbono, actuando en nuestra composición química en la matriz de concreto, emocionan y confunden por igual -añadió Cervantes-, pues es difícil entender que algo un millón de veces más pequeño que un cabello humano pueda ser 300 veces más resistente que el acero y mil veces más conductivo que el silicio”.

El afán de este arquitecto surgió al buscar una solución al problema de la contaminación en los concretos hidráulicos premezclados que él mismo comercializaba. Al analizar los elementos de la mezcla, encontró que los materiales contaminantes de la composición inicial eran el factor positivo en la resistencia del concreto, y que ese mismo elemento -considerado como desperdicio- era el titanio.

“Encontramos un elemento que era superabundante y accesible, que en el país ha sido acaparado por una empresa extranjera para transformarlo y venderlo a 14 dólares la libra”, recuerda Cervantes.

Después de infinidad de pruebas y basándose en principios de la física cuántica que no han sido aplicados, el líder de esta compañía, con el apoyo de un equipo de expertos nacionales e internacionales, obtuvo una mezcla dos veces más resistente, a un costo menor y que no depende de residuos fósiles, por lo que es mucho menos contaminante.

Y así explica el directivo su invención: “Esta nueva clase de material hidráulico incrementa la vida de las estructuras de concreto, ya que es hasta 200% más resistente a la compresión y a la flexión, lo cual mejora exponencialmente las características mecano-dinámicas, tribológicas, reológicas, físicas, químicas y biológicas del concreto”.

Los elementos del concreto poliamídico reaccionan permanentemente a nivel molecular, permitiendo la eliminación natural de los agentes contaminantes que chocan contra la superficie del concreto. La adición de materiales nanométricos bidimensionales a la pre mezcla del nuevo concreto logra desvincular elementos biológicos básicos como el carbono, el hidrógeno, el oxígeno, el nitrógeno, el fósforo, el azufre y los gases de efecto invernadero en un radio de 500 metros, liberándolos en su forma más natural y amigable con el medio ambiente.

Edgar Robles.

“Con el desarrollo de esta mezcla de manera natural se ha logrado reducir la contaminación en ambientes controlados hasta en un 60%”, aseguró por su parte Edgar Robles, director de Administración y Finanzas de LuminaKret Nanobots.

El concreto que desarrolló el equipo de especialistas de la compañía incorpora nanobots (semiconductores metálicos) en el cemento, los cuales, al entrar en contacto con la luz del sol, generan una reacción química que reduce el nivel de contaminación, el calentamiento global, disminuye la niebla fotoquímica, regula la lluvia ácida y evita el envejecimiento prematuro de las estructuras de concreto en las grandes ciudades.

Para construir el concreto poliamídico, ingenieros y arquitectos de la firma usaron el cuarzo, un mineral compuesto de silicio, y lo modificaron a escala nanométrica a fin de provocarle una reacción química al entrar en contacto con la luz solar, la cual desvincula los agentes contaminantes.

Con la idea de proteger su invento, Cervantes se acercó al programa de propiedad intelectual que la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC) tiene junto con Nacional Financiera (Nafin) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI): “Ya hemos presentado nuestra primera solicitud de patente con ayuda de la Fundación y vamos a presentar la segunda; también esperamos internacionalizarnos con el impulso de este organismo, pues igualmente promueve la colaboración binacional en ciencia y tecnología”.

Cabe mencionar que, por sus aportes en el desarrollo de materiales sustentables para la construcción, la empresa Concreto Poliamídico LuminaKret destacó como una de las nueve startups mexicanas que participaron en la primera edición del South Summit de la Alianza del Pacífico (conformada por Colombia, Chile, México y Perú), compitiendo con otros 40 finalistas y más de 360 proyectos.

Teniendo el aval del World Economic Forum (WEF) estas startups fueron catalogadas como las empresas más innovadoras de América Latina.

Asimismo, las ventajas del nuevo material para la industria de la construcción, le confirieron a la empresa un tercer lugar en el concurso de Líderes de Innovación 2016-2017 de la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido.

Un mundo de aplicaciones

Cervantes considera que el impacto social y económico de esta invención es muy importante, ya que el mercado del concreto nacional está acaparado por una sola empresa y las ventajas competitivas de su nuevo material son muchas: “Estamos asistiendo al cambio tecnológico más importante de nuestra era con la incorporación de las tecnologías limpias en la industria”, destacó.

El Concreto Hidráulico Premezclado LuminaKret cumple con la norma NMX-C-155 y, gracias a sus propiedades, es ideal para cualquier construcción en la que el elemento a colar no esté sujeto a ambientes químico agresivos, como pueden ser viviendas, estacionamientos, puertos, puentes, naves industriales, pistas y plataformas de aeropuertos.

El arquitecto explicó además que el carbono tiene diferentes aplicaciones y ventajas; la primera, desde su perspectiva, es que posiblemente será utilizado como remplazo del metal; asegura igualmente que pronto veremos una nueva gama de dispositivos para comunicación que no solo contengan carbono, sino que también utilicen otros materiales bidimensionales como los monómeros-amidas-poliamidas.

Asimismo, algunos productos -como los teléfonos celulares- se integrarán en objetos como ropa, papel, muros de concreto y ventanas: “Otra dirección sería las pantallas electrónicas transparentes que se dispondrán en casi todas partes: en las ventanas, en gafas y hasta en los muros de concreto tanto interiores como exteriores, con la pregonada transmisión de imagen, voz y datos a lo largo del tren de viviendas en cada manzana”.

Ingenio mexicano que está revolucionando la construcción

Jesús Cervantes Herrera.

“El carbono es un material milagroso que podría revolucionar la ciencia de los materiales debido a sus propiedades únicas; mide un átomo de espesor, lo que lo hace el material más delgado de la Tierra, tan es así que una pila de tres millones de hojas de este material se elevaría a una altura máxima de un milímetro”.

La empresa Concreto Poliamídico LuminaKret, fundada en 2014, se ha colocado por delante de sus competidores, lo cual le otorga el beneficio de proteger y explotar sus derechos a nivel nacional e internacional, pero no se trata solo de un privilegio, dijo, sino de una oportunidad para que sus propuestas e innovaciones mejoren la calidad de vida de las personas, promoviendo la adopción de los estándares internacionales en la construcción de nuevas ciudades, respetando el medio ambiente y fomentando la aplicación de nuevas tecnologías para controlar y evitar la contaminación.

Basada en Tijuana, en el estado de Baja California, la compañía de Cervantes ha colaborado con importantes firmas y proyectos, como Grupo Sanken, Desarrolladora de Casas del Noroeste y FRISA.

>>luminakret.com

Con sed de invención

Ingenio mexicano que está revolucionando la construcciónJunto con el concreto poliamídico (registrado como “Concreto Hidráulico Premezclado Fotoactivo Adicionado con Nanobots) y la tecnología de nanobots para el control de la contaminación ambiental y el calentamiento global, Jesús Cervantes comenzó a crear -desde finales del 2015- estructuras verticales o muros con su nuevo concreto, incorporándoles pantallas bidimensionales para reemplazar el cableado de cobre: “La idea fue utilizar la conductividad de los nanobots para transmitir y recibir datos, voz e imágenes”.

Otra de sus innovaciones incluye la transmisión de internet a través del silicio, un elemento utilizado en la fibra óptica y que el arquitecto mexicano modificó a nivel atómico a fin de permitir le emisión de la señal y distribuirla a través de toda la estructura del concreto.

CONTACTO DE NEGOCIOS

Empresa: Concreto Poliamídico LuminaKret S.A.P.I. de C.V.

Contacto: Jesús Cervantes Herrera, director general.

Tel. 442-449-9380.

e-mail: cervantesusa1@gmail.com

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.