Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Lo ‘Hecho en México’ para ayudar a México

16 octubre, 2017.

Un análisis del IDIC destaca la importancia de sumar la calidad de los productos nacionales para la reactivación económica y la reconstrucción de infraestructura, de vivienda, de las escuelas y hospitales dañados.

Staff Digital Bricks

Hecho en México

José Luis de la Cruz (IDIC).

La situación de contingencia económica y social que se vive en las zonas afectadas por los sismos y huracanes se puede enfrentar a través de una estrategia de colaboración público-privada que tenga como eje la utilización de productos nacionales, según se plantea en un análisis del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

La reactivación económica y la reconstrucción de infraestructura, de vivienda, de las escuelas y hospitales dañados es un tema de seguridad nacional y de compromiso social que debe enfrentarse con una visión productiva por el bienestar del país, aseguró José Luis de la Cruz, director del Instituto.

La pérdida de hogares y empleos, de centros de atención social y de infraestructura productiva requiere de una estrategia colaborativa que además permita fortalecer las capacidades internas de México; para ello, se propone que la estrategia de inversión pública a implementarse en función de lo Hecho en México; es decir, con un contenido nacional 100 por ciento.

De la Cruz considera que esta es la mejor forma de crear empleo y generar crecimiento después de emergencias causadas por los desastres naturales: “Si la inversión pública propicia un círculo virtuoso de inversión y consumo interno, podrá alcanzar a un número mayor de familias a través del empleo que ello implica”, dijo.

El objetivo debe ser potenciar la reconstrucción y la reactivación económica en las regiones afectadas, sin que esto se traduzca en programas de asistencia social ni endeudamiento improductivo que no sean sustentables en el tiempo. La clave es la creación de empleo a través de la inversión pública y privada para crecer y generar bienestar en las zonas afectadas.

El funcionario refirió que, si el contenido nacional de la inversión pública destinada a la reconstrucción de las regiones dañadas por los sismos y los huracanes fuese del 100%, los efectos sobre la economía por cada 10 mil millones de pesos serían: el incremento del PIB total en 17 mil millones de pesos, aparte de que se generarían 24 mil empleos formales.

Lo anterior significa que, si se destinan 40 mil millones de pesos en inversión pública a la reconstrucción, el PIB crecería en 68 mil millones de pesos y se crearían 96 mil empleos formales.

Un panorama así provocaría también incentivos a la inversión privada, la que genera 86% del valor agregado y más del 90% del empleo, y si además se encarga la reconstrucción a empresas nacionales arraigadas en las regiones referidas, se puede profundizar el efecto gracias al empleo de mexicanos que habitan en dichas zonas: no se requerirá de transferencias, los beneficios económicos llegarán por medio del empleo y el salario asociado a la sinergia de inversión público-privada creada.

>>idic.mx

Etiquetas: , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.