Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

El Gobierno de la CDMX, entre osos y obras deprimidas e inundadas

5 septiembre, 2017.

Por Armando Paredes

armando.paredes@digitalbricks.com.mx

NI CÓMO AYUDAR a las autoridades de la Ciudad de México en materia de construcciones de obras públicas mal realizadas. Se la han pasado “de oso en oso”. El único osito de peluche que ha hecho sonreír a Miguel Ángel Mancera, el mero Jefe de la CDMX, es la botarga blanca de la empresa Bimbo, pues el fabricante de pan anunció que invertirá en la capital del país la friolera de más de 2 mil 300 millones de pesos en la construcción de su moderno Centro de Distribución Metropolitano, que se ubicará en la Delegación Azcapotzalco.

Miguel Ángel Mancera. Los osos del Jefe de Gobierno de la CDMX.

¿A quién le dan panqué con nuez, donas azucaradas y roles glaseados que llore? Ningún Jefe de Gobierno le hace gestos a tanta dulzura. No cualquier empresa invierte tanta lana en estos tiempos para expandir la distribución de sus productos. Por eso Mancera casi abraza al oso de Grupo Bimbo durante la presentación y colocación de la primera piedra del proyecto, que generará 350 empleos directos y mil 700 indirectos.

El gigante mexicano de la panificación tendrá el centro de distribución más grande y moderno de la industria del pan en el continente americano, lo que le permitirá mejorar de manera sustentable su capacidad logística y productiva en el sistema de distribución de la Megalópolis, anunciaron con bombo y platillos los jerarcas panaderos y las acomedidas autoridades locales.

El centro operará con la última tecnología en materia de automatización y control de inventarios, para abastecer a centros de ventas y rutas que sirven a más de 200 mil clientes, haciendo llegar sus productos a las familias de la región de manera más eficiente y sustentable.

Entre las características de esta obra, destaca que 30 por ciento del terreno estará destinado a áreas verdes que serán administradas por la asociación civil Reforestamos México, además de que la energía eléctrica que usará el complejo provendrá del Parque Eólico Piedra Larga, ubicado en Oaxaca y que es de uso exclusivo de Grupo Bimbo. ¿Qué tal?

Desnivel Mixcoac. Una obra que nació muy deprimida.

El Presidente y Director General de Grupo Bimbo, Daniel Sertvije; el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; el secretario de Desarrollo Económico local, Salomón Chertorivski, y el jefe delegacional de Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, compartieron las mantecadas y los bimbuñuelos, sin imaginar que unos días después llegaría el otro oso, el del túnel deprimido de Mixcoac.

EFECTIVAMENTE, apenas en la madrugada del 30 de agosto, entre las sombras de la noche y de manera por demás sospechosa, el Secretario de Obras y Servicios de la CDMX, Edgar Tungüí, a nombre de don Mancera abrió a la circulación la polémica obra llamada “Desnivel Mixcoac”, pero mejor conocida como “Túnel Deprimido Mixcoac”.

El “sospechosismo” en la improvisada inauguración de la obra demostró que algo no andaba bien, pues tres días después el túnel se inundó y tuvo que ser cerrado y ahora se anuncia que será “corregido” en un lapso de dos meses. Fue culpa de la basura acumulada en las alcantarillas, dijo muy campante el tal Tungüí, que tiene nombre de pastelito Bimbo, en una justificación barata que recuerda al tristemente célebre caso del socavón de Cuernavaca, donde la culpa fue de las “lluvias atípicas”.

Y así, de osos en oso transcurre la vida en esta caótica ciudad donde la obra pública lejos de resolver los problemas de movilidad los empeoran.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.