Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Cobham Wireless pone el Internet dentro del edificio

21 agosto, 2017.

Los edificios inteligentes que hay en México no les piden nada a los de Estados Unidos, pero su debilidad siguen siendo las telecomunicaciones: Hebert Sedas

Ramón Chomina-López,
Editor de Digital Bricks

Hebert Sedas, director de Ventas de Cobham Wireless para América Latina y Canadá.

Menos del 5 por ciento de los edificios inteligentes que hay en el mundo poseen infraestructura propia que les permita tener el servicio de Internet dentro de sus instalaciones.

Hebert Sedas, director de Ventas de la compañía Cobham Wireless para América Latina y Canadá, aseguró que contar con conexión permanente a la red global no solo es posible aplicando la tecnología que ofrece la firma de origen alemán, asentada en Dallas, Texas, sino que es una necesidad cada vez más evidente para los dueños y desarrolladores de edificios inteligentes.

“La falta de una solución propia para garantizar el servicio de Internet dentro de las edificaciones afecta al negocio de los propietarios del inmueble, a los usuarios de los mismos y le pega a la rentabilidad que representa la renta y la venta de espacios”, explicó a los desarrolladores, arquitectos y constructores afiliados al Instituto Mexicano del Edificio Inteligente y Sustentable (IMEI), durante una reunión organizada en el marco de la exposición TecnoMultimedia Infocomm 2017, recientemente realizada en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Sedas expuso que los operadores de telefonía celular que ofrecen el acceso a Internet “no son una buena opción como solución para los desarrolladores de edificios, que quieren tener una conectividad dedicada para brindar el servicio dentro del paquete de ventajas que ofrecen a sus clientes corporativos”.

De acuerdo a su experiencia, muchos desarrolladores de edificios desconocen los alcances de esta tecnología; es una plataforma que le sirve tanto a las grandes construcciones como a los edificios pequeños, pero, aunque reconoce que su implementación todavía es costosa, su adopción en América Latina se irá consolidando porque la tecnología no es nueva y ya ha demostrado sus beneficios en pro del negocio inmobiliario.

“Los edificios inteligentes que hay en México no les piden nada a los de Estados Unidos, pero su debilidad siguen siendo las telecomunicaciones. No son el corazón de su negocio porque no se dedican a vender estos servicios, pero el uso de redes privadas es pate de su operación”, dijo a los miembros del IMEI.

Cobham goleó en el mítico Maracaná


Hebert Sedas recordó uno de los grandes proyectos a los que Cobham se ha enfrentado, que por sus dimensiones representó un gran reto para la compañía, por la gran demanda de servicios de infraestructura y comunicación que exigió: conectar los estadios de futbol de la Copa del Mundo de Brasil en 2014, y dos años después, los estadios para los Juegos Olímpicos en 2016.

“¿Se imaginan lo que es instalar redes de telecomunicación inalámbricas dentro de los estadios, para dar acceso ininterrumpido a Internet a cientos de miles de personas?”, preguntó Sedas a los empresarios de la construcción. Pues Cobham lo hizo en estadios como el legendario Maracaná, en el Mineirao, en el Das Dunas y en la Arena Pantanal.

Soluciones ‘sin costuras’

La solución que propone Cobham Wireless implica pasar del enfoque del “edificio inteligente” a la visión del “edificio inteligente digital”. Hebert Sedas cree que “un edificio inteligente y digital no está completo sin un Sistema de Antenas Digitales Distribuidas (idDAS)”, que es la parte principal que implementa Cobham Wireless dentro de las edificaciones ya existentes y en las de nueva creación.

“Este sistema proporciona un único backbone de infraestructura privada, para manejar múltiples servicios dentro del edificio. Incluye a compañías operadoras de telefonía celular (Telcel, ATT, Telefónica, Altan, entre otras); todas las bandas de frecuencia (700 a 2 mil 600 Mhz.); todas las tecnologías (2G, 3G, 4G y 5G); todos los protocolos de seguridad (Tetra, P25, Motourbo), y tecnologías WiFi, IPTV, de radio bidireccional, radio FM y otras”.

Esta cobertura es completamente mediante sistemas sin cables, “sin costuras” y siempre conectados. Esa es la filosofía de la compañía, que nació en Alemania para proveer servicios tecnológicos en el campo militar, pero que ha evolucionado hasta cubrir con su tecnología segmentos tan complejos como los edificios de corporaciones policiales, de protección civil y emergencias; instalaciones deportivas (estadios), torres corporativas y rascacielos (Torre Burj Khalifa en Dubai o el One World Trade Center en Nueva York), aeropuertos, hoteles, complejos de inteligencia y operación militar de los gobiernos (El Pentágono), centrales de transportación (Eurotúnel) y hasta sistemas de misión espacial (NASA).

Después de sus casos de éxito alrededor del mundo, el gran reto para Cobham en América Latina es convencer a los desarrolladores de que consideren en sus proyectos soluciones de infraestructura inalámbrica como parte de su plan maestro.

“Los propietarios de edificios pasan la carga de proporcionar la Infraestructura y el servicio a los operadores inalámbricos de terceras compañías, con los riesgos que ello implica. Los inquilinos de los edificios se quejan cada vez más de la mala conexión inalámbrica y la pobre cobertura. Los dueños de las edificaciones no pueden perder el control de estos servicios, porque eso perjudica la naturaleza de sus negocios”, concluyó Hebert Sedas.

Contacto de negocios

Hebert Sedas, director de Ventas de Cobham Wireless para América Latina y Canadá.

15950 North Dallas Parkway, Suite 400, Dallas, Texas, 75248, USA.

Teléfono: +1 (972) 361 8005 y 361 8038.

Móvil: +1 (214) 725 4592.

Email: Hebert.Sedas@cobham.com

Web: www.cobham.com/wireless

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.