Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

La telenovela de corrupción de Odebrecht llega al clímax en México

14 agosto, 2017.

Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre 2012 y 2016, habría recibido 10 millones de dólares como ‘propina’ de la constructora para quedarse con un contrato de 115 millones de dólares, reveló el diario O’Globo de Brasil

Emilio Lozoya.

“Petrobras no fue la única petrolera que tuvo ejecutivos corrompidos por Odebrecht”, ya que la constructora brasileña pagó 10 millones de dólares (mdd) en sobornos a Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre 2012 y 2016, publicó el diario brasiñelo O’Globo.

A cambio, dice la publicación, Odebrecht ganó una licitación de 115 millones de dólares para realizar las obras de una refinería en Tula, Hidalgo, de acuerdo con el rotativo brasileño.

Ya desde el 16 de diciembre de 2016, según información recogida por el diario, Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht México, había revelado a los fiscales brasileños infomación que comprometía a Lozoya: “A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI, que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012, cuyo candidato era el favorito en las encuestas electorales”.

El directivo había llegado a México en 2009 desde Perú, donde desarrolló y afinó su método para contactar y cooptar a funcionarios públicos a fin de que favorecieran, en licitaciones y contratos, a la empresa dirigida por los constructores brasileños Emilio y Marcelo Odebrecht.

De acuerdo con O’Globo, en 2011 el propio Lozoya “aconsejó” a la compañía que se asociara con la empresa Construcciones Industriales Tapia, a fin de que juntas participaran en la licitación que se daría a conocer para construir una nueva refinería en Tula, Hidalgo.

Weyll dijo en su testimonio que, cuando parecía evidente que el PRI ganaría las elecciones y Lozoya ocuparía un cargo en el gabinete de Peña Nieto, Odebrecht entregó a Lozoya 4 millones de dólares, como “anticipo” de lo que le esperaba de seguir adelante con su colaboración.

En 2013 la asociación Odebrecht–Tapia ganó la licitación para ampliar las refinerías, y “los pagos para Lozoya comenzaron inmediatamente (…) Con el argumento de que nos había ayudado a posicionarnos en la licitación, él [Lozoya]  entendía que debíamos hacer un pago en su favor del orden de 5 millones de dólares”, refirió el entonces director de Odebecht México. Al asumir la presidencia –continúa narrando el diario– Peña Nieto decidió no construir la refinería; pero, ya como director de Pemex, Emilio Lozoya se encargó de favorecer a la dupla de empresas en una nueva licitación de obras destinadas a modernizar y ampliar la refinería Miguel Hidalgo, también ubicada en Tula. La cotización presentada por Odebrecht-Tapia fue de 115 millones de dólares.

En 2016, cuando el titular de Pemex dejó su puesto, Odebrecht ya había cobrado la totalidad del monto presupuestado por sus trabajos.

El diario brasileño, que no pudo contactar con la defensa de Emilio Lozoya, escribió que ahora toca que la Procuraduría General de la República (PGR) realice “las investigaciones para descubrir si el dinero pagado por la empresa era sólo para él o si, de alguna manera, benefició a otros integrantes del gobierno de Peña Nieto”.

Con información de O’Globo y Criptograma.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.