Compartir
Tweet

Forecastim anticipa una baja de precios en los materiales de construcción

31 julio, 2017.

El incremento promedio de 12.5% de los precios de materiales de la industria de la construcción, aunque en algunos casos llegó al 20%, durante el primer semestre del año (cifra que no se presentaba desde el 2008) comenzará a ceder paulatinamente el resto del año, estimó la firma de análisis Forecastim, citada por el diario El Economista.

Los precios internacionales y las variables en tipo de cambio fueron los factores que presionaron los precios, señaló la publicación. “En contadas ocasiones las fuerzas de mercado, oferta y demanda se han conjugado al mismo tiempo presionando los precios a la alza; es decir, en la mayoría de las veces domina un impulso, el cual fija la tendencia en el nivel de precios, siendo la demanda, generación de obras, la principal determinante”, explicó en un informe.

En los primeros seis meses, el aumento de acero, y sus derivados, sorprendió a las empresas de la construcción, porque además se sumaba a la baja actividad que se registrado en los últimos 14 meses. De acuerdo con cifras de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el aumento de 12.6% de mayo, no se había presentado desde hace 12 años.

Incluso, esa situación enfrentó a la CMIC con Cemex, porque no consideró que existieran los elementos suficientes para que subieran los precios nuevamente, lo hicieron a principios del año.

“De acuerdo con los resultados de nuestro análisis estadístico, por el lado de la demanda, el crecimiento en la producción de la industria genera un incremento de 5% en el nivel de precios, con un impacto que puede durar hasta seis meses. Esto es, si hace seis meses se reportó un una variación de 1% en la producción, manteniendo lo demás constante, el día de hoy el nivel de precios podría fluctuar 5 puntos porcentuales a la alza”, explicó Forecastim.

En el caso de la oferta, se observó que el costo del diesel impacta los precios con un incremento de 9% en los insumos.

Entre los elementos que se consideran para la baja de precios están los menores ritmos de inflación en los energéticos y una recuperación de la moneda mexicana respecto al dólar, escenarios que pondrán menos presión en la formación de precios, aunque “hay que señalar que si el escenario es contrario, entonces el comportamiento de la inflación será en correspondencia”, refirió la firma especializada.

Con información de El Economista.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *