Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Nada detiene la construcción de edificios de oficinas en la CDMX

28 julio, 2017.

Al cierre del primer semestre de este año, la oferta de oficinas en la ciudad de México continuó con el crecimiento que se ha dado desde el último año, estableció la Consultora Inmobiliaria CBRE, en declaraciones de su Vicepresidente Ejecutivo, Pablo Yrízar, difundidas por el portal Centro Urbano.

CBRE México predijo que el crecimiento de este sector se mantendrá por los próximos dos años, incluso se presentará el mayor crecimiento de los últimos 20 años.

De acuerdo con un análisis hecho por la compañía, actualmente están en proceso de construcción 1.8 millones de metros cuadrados de oficinas Clase A, principalmente en las zonas de Polanco, Lomas-Reforma Centro, Santa Fe e Insurgentes.

Algunos de los inmuebles que recientemente entraron al mercado fueron Torres Cuarzo A y B, ambas ya disponibles en su totalidad, así como en Polanco con Antara Fase III y Cervantes Saavedra 169.

“El mercado de oficinas continuará con su crecimiento, por lo que en los próximos dos años serán los que tengan el mayor crecimiento en construcción de edificios de oficinas en los últimos 20 años: esto a pesar de la incertidumbre económica y política que vivirá México”, consideró Yrízar.

Además, en el último reporte trimestral de CBRE se explica que el inventario llegó a 5.7 millones de metros cuadrados, con un crecimiento trimestral de 2.5 por ciento e ingresos por periodo de 100,000 metros cuadrados. En la primera mitad del año se comercializaron 157,000 metros cuadrados, mientras que la demanda bruta, que incluye espacio en construcción, alcanzó 207,000 metros cuadrados.

Esta situación se dio por la recuperación del peso frente al dólar, lo que mejoró la confianza de los inversionistas; así como por la creación de nuevos empleos, ya que de los 431,000 empleos generados en el país durante el primer semestre, 17 por ciento se encuentran en la Ciudad de México.

Inmunes a las sacudidas políticas

Por otra parte, Joaquín Zapiain, vicepresidente ejecutivo de Servicios Corporativos de la firma Coldwell Banker, dijo a Centro Urbano que “para el sector inmobiliario se puede considerar que el año inicio en mayo, ya que desde finales de 2016 se tuvo un clima de incertidumbre, tanto financiera como política, debido al cambio de presidencia en Estados Unidos e incluso por el proceso electoral para elegir al nuevo gobernador del Estado de México”.

El especialista explicó que fue a partir de mayo cuando muchas inversiones en el sector volvieron a dinamizar el mercado. “Hemos visto un retomo de inversiones que no estaban canceladas, sino que estaban postergadas; se están tardando más los cierres de decisiones corporativas nacionales e internacionales, pero en los últimos días el movimiento inmobiliario de las empresas se ha incrementado porque las decisiones ya se están tomando”.

Tendencias en oficinas

Zapiain dijo que se estima que el corredor de Insurgentes se empareje con el de Santa Fe en cuanto a la oferta, pues los inversionistas buscan que los inmuebles estén cercanos a las zonas de actividad de sus clientes y trabajadores.

Asimismo, Yrízar, de CBRE México, consideró que los propietarios de los inmuebles tendrán que estar pendientes de las necesidades de sus trabajadores, pues cada vez éstos buscan integrar su vida profesional con lo laboral.

“Son 4 los elementos que más se repiten como deseables para los empleados en su lugar de trabajo: servicios y esparcimiento; espacios flexibles; flexibilidad laboral y transporte público, por lo que las empresas que elijan estar en un edificio que no atraiga y retenga talento, pudiera representar un impacto económico negativo en términos de costos adicionales en recursos humanos”.

También cada vez se entra más en una dinámica de tener una movilidad más eficiente, a través de dejar de usar el automóvil; incluso se espera que los directivos otorguen incentivos a sus empleados para disminuir el uso del automóvil, ya sea utilizando un transporte alternativo o compartirlo con sus compañeros.

“También es posible que en la Ciudad de México, eventualmente, se otorguen incentivos para los desarrolladores para que limiten el espacio de estacionamiento que se construye dentro de los edificios de oficinas. Si la expectativa con respecto a los automóviles autónomos se cumple en un futuro, los propietarios deberán convertir sus espacios de estacionamiento en oficinas, bodegas u otros usos rentables”, agregó el directivo de CBRE.

También Guadalajara y Monterrey

A mediados de junio, Coldwell Banker presentó 15 proyectos, tanto de oficinas como de usos mixtos en varias partes de la Ciudad de México, así como tres en Guadalajara y dos más en Monterey, cuyo proceso de arrendamiento ya comenzó y sus entregas están programadas entre este año y el 2020.

“Esta va a ser una actividad sumamente dinámica; este tipo de proyectos no había en Guadalajara, aunque sí en Monterrey”. Se trata de edificios icónicos, donde los empresarios están buscando no sólo que se vea bonito el edificio sino que buscan aprovechar la eficiencia de estos edificios.

En cuanto a la demanda de estos espacios, en la Ciudad de México se concentra el 85 por ciento del inventario, seguida de Monterrey, Guadalajara y Querétaro.

Finalmente, Yrízar explicó que el origen de las inversiones para estos proyectos, desde el año 2007, son en un 90 por ciento propiedad de mexicanos; el resto son de inversionistas de Estados Unidos, España, Alemania y Canadá.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.