Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Simón Noyola Rivero: ‘El futuro de BIM ya nos rebasó´

24 julio, 2017.

Por Ramón Chomina L.

Editor de Digital Bricks

Ing. Simón Noyola Rivero, experto en infraestructura BIM.

Mucho se ha dicho de la visión y los alcances del Building Information Modeling (BIM), pero la parte fundamental del proceso es la infraestructura, un tema desarrollado por el experto Simón Noyola Rivero ante los asistentes que se dieron cita en el primer Congreso Internacional BIM, celebrado en la Ciudad de México bajo la organización de la Fundación de la Industria de la Construcción (FIC).

“El futuro de BIM ya nos rebasó”, estableció de inicio el reconocido consultor y académico mexicano. “Con BIM podemos cambiar los procesos, controlar los proyectos, todo en un ambiente colaborativo”.

La visión de Noyola considera un entorno crítico, al decir que en México BIM ya llegó y ya está pasando de largo. Mencionó a Chile como una nación que sobresale en la utilización de la metodología BIM en América Latina.

“BIM es 90 por ciento social y 10 por ciento tecnológico”, describió Noyola, quien goza de amplio reconocimiento en el continente y que es respetado en México como un “formador” de especialistas en procesos BIM.

Noyola sacó su lado irónico para explicar la situación del modelo en el país. “BIM ya nos rebasó. Empieza en AutoCAD y termina en AutoCAD, en PDF o hasta en Excel. Ya no es aceptable que se siga trabajando aisladamente; hoy debemos ver a BIM como un lubricante de las relaciones sociales. Es tiempo de cambiar, de usar la tecnología”.

Lo que Noyola propuso fue cambiar una realidad que en cada obra se manifiesta con todas sus contradicciones. “Hoy todavía los proyectos dependen de los topógrafos. El concepto BIM lleva miles de años evolucionando y todavía no somos capaces de extraer toda la información de cada proyecto de una manera inteligente y colaborativa. Muchos topógrafos todavía hacen sus mediciones en huaraches”, ironizó.

Herramienta contra la corrupción

Fiel a su convicción de que el “secreto” de BIM está en la infraestructura que se genera para dar viabilidad a los proyectos, el consultor oaxaqueño aseguró que un gran aporte de BIM es “controlar los proyectos de punta a punta”, por lo que definitivamente “con BIM se acaba la corrupción”.

Esta polémica aseveración tiene relación directa con lo que sucede en las distintas dependencias del gobierno mexicano, pero también le ha ocasionado a Noyola momentos difíciles al exponerla en otros países latinoamericanos cuya transparencia también deja mucho que desear entre las autoridades, como ocurre en México casi siempre.

“Por eso debemos ver que la aplicación de BIM es mucho más que la edificación; tiene que ver sobre todo con la infraestructura de las grandes obras licitadas por el gobierno: carreteras, puentes, obras hidroeléctricas, etcétera”.

El gran reto es convencer a las empresas de que realicen todos sus proyectos de construcción mediante procesos digitales. “Hay tres elementos que son básicos para lograrlo: la estandarización, la interoperabilidad y la compatibilidad. Es estratégico que todos tomemos el camino correcto, que no es otro que el de integrar la tecnología, la gente, la información y los recursos que deben ser compartidos. Es indispensable no entregar más planos, sino modelos de visualización de las obras hechos con tecnología digital. Ver las obras antes de hacerlas”.

Una fábrica de certezas

Noyola demostró cómo la metodología BIM permite diseñar y trazar obras como una carretera en tan solo 40 segundos; o un puente con toda su infraestructura en 50 segundos. “El modelado es lo más importante, no los planos”, insistió.

Finalmente, Noyola Rivero dejó claro que en materia de infraestructura, no se trata solo de “hacer las cosas más rápido con BIM”, sino de hacerlas a prueba de errores sacando provecho a la tecnología en flujos de trabajo de amplia colaboración.

Estuvo de acuerdo con quienes han dicho que “el BIM no se vende en una caja” y citó a su colega Carlos Ramos Larios cuando dijo que “BIM es una fábrica de imprevistos”. Aquí, ante la actual situación que vive el mercado de la construcción en México, afirmó que “BIM sí es una fábrica… pero de certezas”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.