Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

La arquitectura sustentable pinta el mundo de verde

24 julio, 2017.

Ramón Chomina-López
Editor de Digital Bricks
ramon.chomina@digitalbricks.com.mx

Si hay algo que les gusta a los arquitectos es jugar con la idea de crear mundos nuevos, sustentables y en armonía con el medio ambiente. Al menos a los arquitectos verdes, que están impulsando alrededor del mundo la fortaleza del color de la naturaleza como eje central de sus propuestas.

Tres obras verdes dan testimonio de esta tendencia, cuyos alcances todavía parecen propios de mundos imaginarios, donde los conejos y las aves del paraíso juegan junto a ríos de agua clara. Los tres casos han sido publicados y comentados en detalle por los arquitectos que dan vida al portal IS Arquitectura.

1. Una casa entre árboles en la India. Casa entre árboles o House by the trees, así se llama este proyecto en las afueras de Ahmedabad, en La India. A fin de entender mejor algunas de las soluciones constructivas del proyecto, es importante saber que esta región occidental de la India es bastante árida. El río que la cruza está prácticamente seco, y las temperaturas medias durante todo el año son bastante altas. Pero las lluvias son muy abundantes de junio a septiembre. La casa está planteada como un lugar de retiro entre los árboles del lugar. Su diseño respeta la vegetación, por eso sus habitaciones se distribuyen en varios pabellones, dejando patios entre ellos.

Con el plano de planta y las fotos, comprobaremos que hay dos losas de hormigón. La primera de ellas sirve para crear un porche de entrada, el vestíbulo de la casa, y la habitación para invitados. El siguiente volumen está separado del primero por un patio alargado.

La segunda cubierta es más grande, y sirve de protección a las siguientes áreas de esta casa vacacional:

  • Espacio principal. Está acristalado de suelo a techo en tres de sus frentes, y tiene carpintería de madera. En él se organiza la sala de estar, el comedor, y la cocina. Incluye aseo, despensa, y el área de servicio con entrada trasera propia.
  • Dormitorio-suite principal. Es una habitación muy amplia, con cuarto de baño y vestidor integrado.
  • Sala exterior que sirve de ampliación al salón cuando se abren unas puertas corredizas. Es un espacio abierto que conecta la entrada de la casa con el jardín trasero.

En el lado noroeste la losa crea un porche muy largo. Esta parte mira al jardín de la casa, está equipado con diversos muebles de exterior, un columpio y un bar en el extremo.

Hormigón, madera y piedra hacen que esta casa de fin de semana tenga una paleta de colores bien reducida. La piedra y el acabado de ciertos muros tienen prácticamente el mismo color gris del hormigón.

El mobiliario y los escasos elementos decorativos, ayudan a crear espacios sencillos, pero no minimalistas. Todo el mobiliario elegido se mantiene en el mismo estilo atemporal, añadiendo un contraste de color en el tapizado de las sillas del comedor.

El proyecto de esta casa de fin de semana fue realizado por el estudio MODO Designs.

2. El Power Centre de Gwang Gyo, diseñado por MVRDV. El Power Centre de Gwang Gyo está ubicado en Corea del Sur. Es posible que corra la misma suerte que la torre Sky Village de Rodovre, Dinamarca. Ambos son diseños de MVRDV, quienes ganaron un “concurso de ideas”, pero sus proyectos parecen estar destinados a quedar en algo virtual.

El Power Centre es un complejo para la ciudad de Gwang Gyo, situada 35km al sur de Seúl. Es desde luego toda una “travesura arquitectónica”, compuesta por volúmenes que parecen colinas.

La obra supone un nuevo centro para la ciudad, donde cinco esbeltas torres residenciales comparten manzana con otros edificios de menor altura. Estos edificios más bajos están destinados a oficinas, entretenimiento, espacios culturales y educacionales. Pero todos tienen el mismo tratamiento: una estructura de planta circular que disminuye su diámetro según el eje vertical. Una potente y reiterativa textura vegetal en fachada le aporta un carácter único e inconfundible.

Los “anillos” que forman cada colina sirven también para facilitar la vida al aire libre. Proporcionan terrazas y un sistema de almacenamiento de agua, para el riego de las plantas. Todo este conjunto crea un paisaje que conecta muy bien con el entorno circundante.

Como suele ocurrir en la mayoría de los proyectos de MVRDV, también estas colinas poseen grandes huecos. En este proyecto están justificados porque ayudan a la ventilación natural del gran atrio central de cada edificio. Se trata de un gran vacío interior que ocupa el núcleo, que en el caso de las torres de viviendas se convierten en auténticas chimeneas. Llegados a este punto, son muchas las incógnitas relacionadas con las comunicaciones verticales (escaleras y ascensores).

Guste o no guste el Power Centre de Gwang Gyo, el resultado no deja indiferente a nadie. Y es que el despacho MVRDV sigue dando soluciones rotundas (y diferentes) en cada proyecto. Este gesto rompe con la tendencia de los grandes estudios de arquitectura, y aunque el resultado final es de apariencia sencilla (casi infantil), en realidad esconde nuevos retos funcionales y técnicos.

3. Hangar convertido en parque tropical. Es curiosa la remodelación y uso que se le dio a esta gran estructura alemana. Está situada entre Dresden y Berlín, y fue remodelada como centro de ocio. El hangar Tropical Islands es una especie de parque temático tropical, con atracciones acuáticas. Todo ello bajo una cubierta única.

Originalmente fue propiedad de una empresa que intentaba desarrollar un dirigible de transporte, pero no le fueron muy bien las cosas. Entonces fue cuando una compañía de Malasia se hizo cargo del proyecto. Realizó una gran inversión para aprovechar sus enormes dimensiones y crear todo un paraíso tropical dentro.

El hangar sufrió ligeras modificaciones en su estructura. La más importante de todas consistió en cambiar por material translúcido parte de su cubierta. De esa manera se facilitó la entrada de luz natural a las instalaciones recreativas. También para facilitar el crecimiento de muchas especies vegetales y, por supuesto, el bronceado de los visitantes.

Adentro encontramos todo un parque acuático, con la mayor piscina cubierta del mundo. Hay una playa tropical, eso sí, con una gigantesca foto de un hermoso cielo. Dentro de este paraíso artificial se mantiene una temperatura y humedad constantes durante todo el año. El termómetro marca unos 26ºC de temperatura, y una humedad entre el 40 y 60%. Para que nos hagamos una idea del nivel de confort de estas instalaciones, baste decir que la zona de la laguna y mar tropical disponen de calefacción por suelo radiante. De esta manera, los bañistas jamás tendrán los pies fríos y será más fácil creerse que se está en el trópico y no en el centro de Europa.

Hay que reconocer que la magnitud de este espacio impresiona bastante. También que la idea no deja de ser brillante, sobre todo por lo exótico que resulta para esta parte del continente europeo. Pero también hay que admitir que en el interior no parece que haya demasiada luz natural. Suponemos que en un futuro no demasiado lejano, este espacio dispondrá de alguna instalación alucinante que oculte el techo metálico, y en su lugar se vea un hermoso (y falso) cielo.

 

Comentarios

  1. Oscar dice:

    Excelente articulo, la tendencia es a la sustentabilidad, espero.seguir viendo estas publicaciones mas seguido.
    Saludos
    Oscar

    1. Ramon Chomina dice:

      Gracias Oscar. Es un tema que verás casi siempre en nuestro sitio, porque es una de las grandes tendencias que reportamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.