Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Carlos Ramos Larios, de Bimset: ‘El BIM justifica los medios’

24 julio, 2017.

Por Ramón Chomina L.

Editor de Digital Bricks

Lleva más de 15 años evangelizando sobre la metodología BIM en México y América Latina; es Vicepresidente de la consultora Bimset y fue el conferencista principal del Congreso Internacional BIM organizado por la Fundación de la Industria de la Construcción (FIC)

Carlos Ramos Larios, vicepresidente de Bimset.

La metodología BIM (Building Information Modeling) nos ofrece “un bosque de posibilidades, donde cada quien elige el árbol con el que quiere trabajar”, explicó el Ingeniero y Maestro en Ciencias Carlos Ramos Larios, para ilustrar a los asistentes al Congreso Internacional BIM sobre los alcances y posibilidades que tiene este concepto de trabajo basado en el modelado de las obras de construcción y en la forma en que se comparten los datos en todo el flujo de trabajo.

El “bosque” al que se refirió el especialista lo conforman los múltiples fabricantes y proveedores de las tecnologías que dan forma al concepto BIM, tanto de software como de hardware, de donde las empresas y los profesionales del mundo de la construcción pueden “adoptar” al árbol o los árboles de su preferencia, que más se adapten a las necesidades específicas que buscan resolver.

BIM es un modelo que ya tiene un largo recorrido en su aplicación en los países de Europa y también en los Estados Unidos de América, pero que en México y en Latinoamérica hoy se está poniendo “de moda”.

Ramos, quien posee una rica trayectoria en este campo dentro de la empresa Autodesk -uno de los “árboles” más “frondosos” en la industria del software para construcción- no se anda “por las ramas” cuando se trata de decir qué es y qué no es el Building Information Modeling:

Liverpool: BIM no es opción, es una necesidad

Carlos Fernando Jiménez Sedano es el líder del equipo de construcción de Liverpool de México. Es, ante todo, un enamorado de la metodología BIM (Building Information Modeling) y de las posibilidades que ofrece a los proyectos de construcción y mantenimiento, como él mismo lo constata todos los días en la importante cadena de tiendas departamentales.

Jiménez Sedano expuso en el Congreso Internacional BIM sus experiencias en esta materia, compartiendo ideas y visiones como las siguientes:

  • Un proyecto ejecutivo no es solo el arquitectónico; debe estar en mancuerna con el negocio, con las áreas de ingeniería, construcción, mantenimiento, etcétera. El arquitecto debe compartir la comunicación con el resto de las áreas y no trabajar aisladamente. Si no, un arquitecto será solo de ‘medio cachete’.
  • Quienes participan en el proceso de la construcción deben dejar de lado el miedo a preguntar, para evitar errores en los proyectos, que terminarán costando dinero, tiempo y esfuerzo al negocio.
  • Manejamos el concepto del Fast BIM, con la idea de modelar todo con el uso de dispositivos iPad. Con ello hemos logrado reducir de 22 a 2 horas el tiempo en el proceso de entrega y presentación de un proyecto.
  • Para nosotros, BIM no es una opción. Tenemos que usarlo porque si no estamos fuera del mercado.
  • El tema humano es muy importante dentro del modelo. La caja (de software) no te da la solución, sino la gente. Por eso el cambio no es tecnológico, es humano.

“El concepto BIM viene evolucionando desde hace siglos; es un moderno proceso para la industria de la construcción; es una metodología de flujos de trabajo que ha cambiado el proceso de la comunicación en la edificación de las obras. BIM no es software, no es tecnología, pero los utiliza; no es una marca, no es una forma aislada de trabajar en los despachos de diseño arquitectónico, en las empresas de construcción, en los gobiernos o en la ingeniería”.

Del plano a la tercera dimensión

Más claro ni el agua. Con la irrupción de este modelo se revoluciona el proceso del flujo de trabajo tal como se conocía. Particularmente en la industria de la construcción esto supone un cambio irreversible (Carlos Jiménez, responsable de los proyectos de construcción de la cadena Liverpool en el país, diría en su oportunidad: “No sé cómo pude vivir sin esto por tanto tiempo”).

Muchos arquitectos temen que este concepto disruptivo del modelado de las obras ocasionará la desaparición de los conocidos planos trazados en dos dimensiones (2D). Después de todo, eso aprendieron en la universidad y a eso han dedicado su vida: a dibujar planos de construcción con un estilógrafo sobre un restirador.

Como buen gurú en su especialidad, Ramos tiene una respuesta para esta inquietud: “Los planos no van a desaparecer, pero no pueden seguir siendo el factor principal de la comunicación. En lugar de planos, hoy la metodología BIM integra gráficos con render, fotos, videos, imágenes que muestran mediciones exactas, etcétera. Es una nueva forma de comunicación que se basa en el uso de gráficos acompañados con información muy valiosa, modelados con técnicas digitales en tercera dimensión (3D)”.

El gran reto para el cambio

Llevamos siglos utilizando planos y trabajando de manera individual sin conocer las necesidades de los otros eslabones de la cadena en el proceso de la construcción, advirtió el consultor en BIM. “El gran reto para transformar esta situación es cambiar el flujo de trabajo, la forma en que nos comunicamos con los demás. Necesitamos generar un nuevo medio de información que nos entregue todos los datos críticos de forma rápida, exacta y sacando provecho a lo mejor de las tecnologías. Eso lo tenemos con BIM”.

Por ello, a Ramos le gusta usar juegos de palabras para explicarles a todos los interesados en aprender las ventajas de BIM, lo que esta metodología puede generar en los flujos de trabajo: “El BIM justifica los medios. Vale la pena cambiar el medio, ya no utilizar los planos como el medio principal de la información. Saquemos provecho del flujo de información que nos ofrece BIM, donde las maquetas virtuales sustituyen a los planos”.

Sin embargo, Ramos es consciente de que la adopción de BIM en México y en los demás países de América Latina enfrenta una resistencia al cambio, que es comprensible y natural, pero que puede ser una barrera para ver hacia el futuro a causa del miedo que el cambio provoca.

Para esta situación también ha acuñado su propia frase, basada en otro inteligente juego de palabras: “El BIM justifica los miedos”.

BIM como ‘producto milagro’

La metodología BIM no es de aplicación exclusiva en la etapa del diseño de obras de la construcción. Ha demostrado sus beneficios en todos los renglones, pues la disponibilidad de los datos críticos hace que todos los involucrados en el flujo de trabajo compartan la misma comunicación y se beneficien de ella, en favor del negocio final que se busca edificar.

Para el evangelizador Ramos está claro. BIM “se puso de moda” por los beneficios que genera en el manejo de costos, tiempos, menos imprevistos, mayor calidad de los acabados, gestión de cambios, finanzas de la obra, reducción de errores humanos, aprovechamiento de la tecnología para la producción de modelados ricos en imágenes, videos, etcétera.

En el aspecto tecnológico también la lista es amplia: soluciones de escaneo en 3D, nubes de puntos, drones, realidad virtual, fotos y video en 3D, escaneo del subsuelo, modelado de espacios, visualización de objetos, almacenamiento en la nube, uso de dispositivos móviles, entre otros sistemas.

“Como se puede observar, las ventajas son muchas -explicó Ramos a su audiencia- y la verdad es que suena tan bonito que parece un producto milagro. Pero todo es cierto, es una realidad, solo que no es automático, antes hay que hacer la tarea en varios temas”.

Y sí, un buen sector de los asistentes a este primer Congreso Internacional BIM se fue del evento dispuesto a “hacer la tarea”, buscando en el bosque los árboles que mejor sombra brinden a sus proyectos.

Impulsando el modelo BIM

El primer Congreso Internacional BIM se realizó en la Ciudad de México del 19 al 21 de julio, con invitados de diferentes estados de la República Mexicana, de Estados Unidos y algunos países de Europa y América Latina.

José Luis Sandoval Bojórquez, Vicepresidente Nacional de Instituciones de CMIC.

La importancia que está adquiriendo este concepto de trabajo en la industria de la construcción, llevó a los directivos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y de la Fundación de la Industria de la Construcción (FIC) a organizar el evento de intercambio de experiencias, presentación de soluciones y encuentro de negocios para dar impulso a la metodología BIM.

En el ciclo de conferencias, participaron expositores nacionales y extranjeros, entre ellos representantes de Chile, Brasil, Estados Unidos, Inglaterra y Hungría, además de funcionarios relacionados con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y empresas privadas como Liverpool y la Torre Koi. También destacaron consultores en BIM como Carlos Ramos Larios, Simón Noyola Rivero y Ángel Hernández Zamudio.

Tanto en las conferencias como en el área de stands participaron proveedores de tecnologías diseñadas para ser aplicadas dentro del modelo BIM, como Graphisoft, CAD Graphics, Autodesk/TEAM, Bovis, Bentley, VS Control, Grupo NyM, Tekla, AXA, IWAtecnologías, Victaulic, SmartScan, Consorcio Iuyet, Leica, Rizoma, Quattro, Bimset y Bimtecture.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.