Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Una empresa española y otra mexicana, Aldesa y Epccor, son las responsables de la obra defectuosa del socavón

13 julio, 2017.

El el tema del socavón que apareció ayer cerca de Cuernavaca, Morelos, ha puesto en el ojo del huracán la eterna discusión sobre los opacos procesos por medio de los cuales los gobiernos de todos los niveles otorgan sus contratos para la construcción de obras a compañías que de pronto aparecen sin garantizar experiencia, conocimiento y mucho menos responsabilidad en su trabajo.

Es el caso en este lamentable hecho, que cobró la vida de dos personas, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, confirmó que el consorcio de empresas conformado por las constructoras Aldesa y Epccor, la primera de origen español y la segunda mexicana, fue el responsable de la construcción del “Paso Exprés” en la autopista México-Cuernavaca, una obra “defectuosa” por la cual el gobierno federal le otorgó un contrato por mil 45 millones de pesos en 2014. Las dos empresas fueron beneficiadas anteriormente por contratos multimillonarios en México.

A pesar de los señalamientos que hubo por daños patrimoniales durante la fase de construcción, y a la oposición de los vecinos, el presidente Enrique Peña Nieto inauguró esta ampliación del libramiento de la autopista el pasado 5 de abril, y la anoche del miércoles –apenas tres meses después– se abrió un socavón en la carretera, en el que cayó un automóvil con dos personas a bordo que perdieron la vida: Juan Mena López y Juan Mena Romero.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.