Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Puebla quiere ser una urbe ordenada y sustentable

10 julio, 2017.

Por Armando Paredes

armando.paredes@digitalbricks.com.mx

Tony Gali Fayad, gobernador de Puebla.

EL QUE TIRÓ la casa por la ventana fue el Gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, mejor conocido en las altas esferas de la política nacional como Tony Gali, al recibir en su estado los trabajos del Smart City Expo Latam Congress, una mega reunión de especialistas en temas de ciudades inteligentes, que presentó a expertos de la iniciativa privada, el gobierno y la academia, para analizar lo que América Latina debe hacer si quiere acelerar el paso hacia un futuro que se ve imparable: el de crear urbes que resuelvan la movilidad, la reglamentación territorial, la sustentabilidad y el ahorro de energía con alternativas respetuosas del medio ambiente y tecnologías para una convivencia inteligente.

Gali ya había jugado y soñado con esta idea desde que era Alcalde de Puebla, pues el concepto de este evento, creado por la firma española Fira Barcelona México, era ideal para colocar a Puebla en el mapa mundial de las ciudades con visión de futuro sustentable.

El Smart City Expo Latam Congress logró el intercambio de ideas e iniciativas para la construcción de ciudades inteligentes y contó con la participación de más de 11 mil asistentes, de acuerdo con Fira, el grupo organizador que encabeza Manuel Redondo.

Luis Banck Serrato, Alcalde de la Ciudad de Puebla.

A Gali le fue muy bien, pero también a su compadre el actual Presidente Municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, pues la capital de los chiles en nogada recibió la bendición del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), a cargo de Raúl Talán Ramírez, para ser considerada dentro de un selecto grupo de tres ciudades en las que la dependencia gubernamental aplicará el Programa de Eficiencia y Sustentabilidad Energética en Municipios (PRESEM).  Las otras urbes seleccionadas son León, Guanajuato, y Huamantla, Tlaxcala.

Parece ser que al gobernador Gali se le hicieron pocos los tres días que duró el evento y, ya entrados en gastos, de una vez ordenó el mole poblano para la edición del año próximo, aprovechando que había representantes de 30 países y 300 ciudades latinoamericanas. Como colofón, el empresario español Manuel Redondo anunció que “Puebla será sede del primer laboratorio en Latinoamérica que potencializará proyectos innovadores”. Lo que sea que eso signifique, a éste sí le aplaudieron, no como a quien usted ya sabe.

Hay que destacar que la frase del Foro se la llevó Pilar Conesa, la “curadora” del evento (no es que a los asistentes les hayan caído mal las chalupas, los molotes o las memelas poblanas, ni que la Conesa le hiciera a la “curandera”). La dama expresó: “Éste es el primer encuentro en el que hemos reunido a los actores que trabajan por el desarrollo urbano de las ciudades de Latinoamérica, Hay grandes retos, hay mucho trabajo por hacer, y cuanto antes empecemos será mucho mejor. El futuro es difícil de predecir, pero la mejor forma es construir”. ¿Qué tal? Ya ni el discurso del otro poblano que anda en campaña presidencial, Rafael Moreno Valle.

Gustavo Arvallo Luján, presidente de CMIC.

La CMIC con Claudia Pavlovich, Gobernadora de Sonora.

Karina Maldonado Andrews, presidenta de CMIC Sonora.

LOS QUE ANDAN muy enojados son los dirigentes de la CMIC y la Canadevi, pues la jugada de los cementeros de subirles el precio de ese insumo básico los trae con mucha “muina”. La CMIC ya advirtió que con eso, y con la subida de las tasas de interés decretada por el Banco de México, en el segundo semestre del año las obras públicas del gobierno (¿todavía hace?) le saldrán más caras a los mexicanos.

El costo de la obra pública en México se elevará entre 6 y 8 por ciento en el segundo semestre del año debido, principalmente, a la reciente alza del 12 por ciento que tuvo el precio del cemento gris y del concreto, acusaron los empresarios del ladrillo y la varilla que en el país encabeza Gustavo Arballo.

Tan molesto andaba el jefe de los constructores que se fue a Sonora para ser testigo de la “asunción” oficial al poder de la primera mujer que presidirá la CMIC en ese estado, Ana Karina Maldonado Andrews. Allí, teniendo a la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano a un ladito, Arballo se le fue a la yugular al gobierno federal (llámese SCT) por haber otorgado a empresas españolas los trabajos de modernización de la famosa “carretera de cuatro carrilles”, que atraviesa Sonora de punta a punta.

Los gachupines no solo van muy lentos en las obras, sino que “no traen nada en la pichada” y subcontratan a “empresitas” locales para que hagan el trabajo, pero resulta que no les pagan a tiempo y les regatean el precio a niveles indignantes, mientras ellos se embolsan los millones que les suelta la SCT, acusó el dirigente.

Mientras tanto, la tan anunciada  “primera mujer líder de la Cámara” quedó a deber en su discurso, pues se limitó a ponerse a las órdenes de la gobernadora, sin visos de alguna postura crítica hacia la conocida corrupción que rige las licitaciones en aquella y en muchas entidades. Entre mujeres “empoderadas” se entienden.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.