Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Lo que debe saber tu empresa sobre la nueva factura 3.3

10 julio, 2017.

A partir del 3 de julio entró en vigor la nueva versión 3.3 de la factura electrónica, para mejorar el control tributario y simplificar el cumplimiento fiscal. ¿Qué debe hacer tu empresa?

Con información de Infochannel (Ana Arenas) y Entrepreneur

Los principales cambios

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) explica que los principales cambios  en la versión de su nueva factura electrónica son los siguientes:

  1. El Timbre Fiscal Digital.
  2. El CBB (Código de Barras Bi-dimensional).
  3. Se ajusta el proceso de impresión.
  4. La encriptación del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).
  5. A partir de este modelo nacen dos nuevos comprobantes: CFDI pagos y CFDI Nómina.

Mediante su portal de Internet, el SAT detalla que el cambio en la estructura de la factura evita la duplicidad de ingresos en facturación de parcialidades, así como mayor detalle y control.

El nuevo modelo también busca simplificar el proceso de emisión de la misma y conciliación de pagos, incentivar la automatización de los procesos de los contribuyentes y de la autoridad fiscal, eliminar las declaraciones informativas múltiple y de operaciones con terceros (DIM, DIOT).

El organismo precisa que se podrán emitir facturas en la versión 3.2 hasta el 30 de noviembre; y a partir del 1 de diciembre, la única versión válida para emitir las facturas será la versión 3.3.

De acuerdo con el SAT, para la implementación de la nueva versión de la factura es indispensable que tanto la autoridad como las empresas trabajen de manera interdisciplinaria, con coordinación de áreas fiscales, de operación del negocio e informáticas.

Los comprobantes fiscales deben emitirse por los actos o actividades que se realicen, por los ingresos que perciban o por las retenciones de contribuciones que efectúen los contribuyentes, ya sean personas físicas o morales.

Desde hace algunos años, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó el uso de documentos digitales. Para avanzar en el tema, en 2017 realizó cambios al sistema. Uno de estos ajustes tiene relación directa con la facturación electrónica, en donde dio a conocer una serie de medidas para su emisión.

A partir del 3 de julio entró en vigor la versión 3.3 de la factura electrónica, aunque los contribuyentes podrán emitirlas en su versión 3.2 hasta el 30 de noviembre; después de esta fecha únicamente serán válidas las que estén creadas en la versión más reciente.

Otros cambios dados a conocer por la autoridad fiscal son la emisión de comprobantes con el complemento de “recepción de pagos”, que también será opcional a partir del 1 de julio y de manera obligatoria a partir del 1 de diciembre de este año.

Mientras que el proceso de aprobación para la cancelación de facturas electrónicas verá la luz de manera oficial el 1 de enero de 2018, ya que será en los próximos días cuando se den a conocer los ajustes a las disposiciones fiscales correspondientes.

Para poder lograr un óptimo proceso de modernización en el tema de la factura, la autoridad fiscal mantiene un esquema de comunicación con empresarios, contadores, desarrolladores de sistemas, proveedores autorizados de certificación, cámaras y otros organismos.

Tres temas a considerar en tu empresa

Factura electrónica versión 3.3. Este es quizá uno de los cambios más importantes debido a su complejidad. Esta versión incluye una serie de 17 nuevos catálogos, 22 campos y 46 reglas de validación. Y es que el SAT busca homologar la información que los contribuyentes generan con la información que el órgano tiene para poderla procesar.

Del conjunto de nuevos catálogos, dos son los que más llaman la atención. El primero es el de unidades de medida para los artículos y el segundo —además de ser el más complejo— es el de claves de productos y servicios, en donde se tiene que agregar una clave que la propia autoridad proporcionará.

El objetivo de contar con nuevos catálogos radica en que, a lo largo de la historia de la factura electrónica, muchos de los datos recibidos no eran explotados porque no existía una forma de agregarlos. Con la inclusión de nuevos catálogos estándar, los contribuyentes podrán hacer referencia de más de 60 mil productos. Esta parte quizá será engorrosa, sobre todo para aquellas empresas que cuenten con un amplio número de artículos en su inventario, mientras que para aquellos usuarios que se dediquen a la entrega de servicios no será tan complicado.

Comprobantes con el complemento de recepción de pagos.  Son para toda transacción a crédito (que no son pagadas en una sola exhibición), pues el SAT requiere que por cada cobro que realice la empresa a su cliente tiene que generar un comprobante de pago. Anteriormente se tenían comprobantes de ingresos y egresos, actualmente también los hay de nómina y pagos.

Cancelación de facturas electrónicas. Otro de los problemas recurrentes que día a día enfrenta la autoridad fiscal es la cancelación de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet —CFDI— sin autorización. Por ello está la propuesta de un mecanismo a través del buzón tributario, en donde el receptor de la factura esté enterado de la solicitud de cancelación para que éste la autorice. Esta práctica aún está sometida a algunos ajustes y se dará a conocer a detalle más adelante.

Es importante señalar que para cada una de estas disposiciones se publicó también una guía de llenado, para que el contribuyente la descargue y le sirva como modelo para la captura de la información que se requiere para la facturación electrónica bajo su versión 3.3.

 

Fabricantes de software te ayudan

Microsip. Israel Coto, director de la oficina Ciudad de México de la empresa Microsip, explicó que aún hace falta realizar tareas de evangelización con los clientes, para que implementen los ajustes y tengan el menor impacto posible al momento de que entren en vigor todos estos cambios.

En ese sentido, la compañía mantiene programas de capacitación que abarcan sobre todo los dos primeros temas —facturación electrónica versión 3.3 y recibos de pago— además de campañas, conferencias y cursos dirigidos a sus clientes para que tomen conciencia sobre todo en la parte de homologación de catálogos.

“Es poco tiempo y tratamos de tomar alguna ventaja. Para nosotros como fabricantes tiene un impacto fuerte porque al tener muchos recursos para generar soluciones tecnológicamente nuevas o con mayores funciones se desvía mucha parte de ese tiempo en cuestiones fiscales”, declaró.

Facturador.com. Para Marco Antonio Erosa, director general de Facturador.com, la entrada en vigor de las nuevas disposiciones fiscales y su plazo extendido es benéfico para el contribuyente, sobre todo para aquel que no está preparado, por lo que su proceso de adopción se hará más ligero de la mano de un proveedor de software, ya que pueden acceder a webinars y documentos con la información detallada sobre los cambios.

Entre las ventajas de trabajar con las soluciones de Facturador.com destaca su interfaz amigable y multiplataforma, que bien sirve para visualizarse en una computadora, teléfono inteligente o tableta; aunado a que no sirve únicamente para la facturación, sino también para realizar la contabilidad electrónica.

Otro de los diferenciadores de este proveedor de software es que brinda también el servicio de contabilidad en caso de que el contribuyente no cuente con un contador que le ayude; asimismo ofrece asesoría en la nube, para resolver de punta a punta todos los negocios de sus clientes.

Aspel. Brian Nishizaki, director de Ventas de Aspel, está consciente de lo importante que resulta que los clientes instalen las nuevas versiones de las soluciones de la compañía, pues solo de esa forma los usuarios podrán aprovechar los meses del plazo para cargar el catálogo de productos y relacionarlos, para estar listos el 01 de diciembre.

La compañía se ha caracterizado por preparar guías sobre el uso y manejo de los catálogos, por clasificaciones y giros y de manera sintetizada para que el empresario lo adopte de manera más rápida y realice una implementación sin problemas.

“Imagina a aquellas empresas que tienen de mil a 5 mil productos diferentes, adicional a ello estamos creando en nuestro sistema SAE una herramienta que permite la importación y exportación de ese catálogo de productos a un archivo de Excel, para que sea más fácil de manejar”, explicó Nishizaki.

Contpaqi. Éste es uno de los jugadores de software administrativo y contable más reconocido en los mercados empresariales. Su director general, Eduardo Pérez, dijo que todas sus aplicaciones están adaptadas para atender los cambios que se avecinan, puesto que trabajan en mantener una plataforma amigable y sencilla para que el usuario lo asimile.

“Nuestro compromiso es lograr empresas y personas productivas, por eso nuestras herramientas son intuitivas, pero también es cierto que aún tenemos que evangelizar al usuario porque hay desconocimiento; de ahí nuestro compromiso con la creación de contenidos digitales para que el usuario final estén informado. Contamos con un micrositio donde se ha colocado una representación de una factura y, de manera interactiva, va mostrando a detalle a los empresarios en qué consisten los cambios”, explicó Pérez.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.