Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Plan E, oro molido en los tiempos de Internet

27 junio, 2017.

El valor real de un plan de negocios para la era de Internet consiste en su ejecución y no en su preparación, en tanto que el desempeño individual y colectivo de las personas es lo que va a determinar qué tan exitosa es o puede ser la compañía.

Por Jorge Manrique (*)

En la nueva economía suceden cambios de manera constante, por lo que es necesario contar con un plan de negocios conciso y flexible para permitir modificaciones inmediatas, y ésta es la esencia del llamado “plan-e”.

El formato de un plan-e es simple y directo; consta de sólo diez diapositivas en Power Point, un resumen ejecutivo y una narrativa rica en referencias y emociones, conceptualizando la estrategia y el plan del negocio; es además flexible, por lo que puede modificarse a medida que cambian las circunstancias.

Ventajas de un buen plan-e

1) Ayuda a aclarar la visión de quien lo aplica, lo mismo que la oportunidad de mercado que está atacando y sus ideas acerca de la ejecución.

2) Permite explicar su idea a inversionistas potenciales en forma directa y rápida.

3) Es útil para explicar las oportunidades del mercado a los posibles empleados, proveedores y afiliados.

4) Delimita a enfocarse en los componentes más importantes y críticos de un modelo de negocio.

5) Inspira confianza al permitir la comprensión de las realidades del negocio.

6) Es una valiosa herramienta para explicar el valor agregado que alguien intenta crear con su nuevo plan de negocios.

7) Provee metas específicas y alcanzables.

8) Posibilita actuar como punto de referencia central, alrededor del cual podrán reunirse y almacenarse muchísimos detalles, datos y estadísticas importantes.

Un buen plan-e ayuda a los emprendedores a aclarar sus propias ideas y les permite explicar su negocio en forma clara y concisa a potenciales inversionistas; de hecho, es un plan de negocios para la era de Internet, al combinar la visión, la oportunidad de negocios y las soluciones propuestas en un formato escueto, fácil de presentar y de rápida adecuación.

La preparación del plan-e requiere muchas de las mismas disciplinas y prácticas que un plan de negocios convencional; sin embargo, la flexibilidad de éste permite que se pueda terminar lo más pronto posible, de forma tal que el emprendedor pueda emplear su tiempo en algo más importante, como atraer a clientes, por ejemplo.

Aunque hay opiniones divididas en cuanto al valor de planificar un negocio en la nueva economía, lo cierto es que la mayoría de los negocios exitosos lo ha hecho. Un plan-e viable demuestra que el creador del negocio en Internet tiene las cuatro claves para lograr el éxito:

 

  1. A) Una visión precisa, que es más que una copia de algún producto o servicio existente. Las mejores visiones revelan brechas sustanciales en el mercado o grandes oportunidades de replantear completamente la cadena de suministro existente.
  2. B) La habilidad para planificar de manera constructiva y versátil para las exigencias reales del mundo real.
  3. C) Una gran pasión por parte de los fundadores, que les permitirá sobreponerse a obstáculos, decepciones y nuevas circunstancias.
  4. D) La capacidad de ejecutar el plan con confianza y delicadeza. Internet hace que cada acción del competidor sea transparente; por lo tanto, el que pueda ejecutar buenas ideas mejor y más rápido tiene más oportunidades de triunfar.

Los diez componentes de un plan-e 

Un plan-e consiste en un resumen ejecutivo y cerca de diez diapositivas en Power Point, acompañadas de tanta narrativa como se considere apropiada, las cuales son: Nombre de la compañía; Misión; Equipo gerencial; Análisis del mercado; Análisis de la industria; Oportunidad de mercado; Solución; Plan de mercadeo; Proyecciones financieras y, por último, Análisis de valoración.

Por su parte, el denominado “resumen ejecutivo” prepara el camino para la historia; es generalmente su primera y única oportunidad para ganarse la atención de los lectores y darles una razón para seguir leyendo. Los mejores resúmenes ejecutivos: son directos, evitan exageraciones, cuentan la historia completa en una o dos páginas, no se avergüenzan en anunciar éxitos futuros, son impactantes por ser directos y fuertes. son lógicos y no hacen afirmación alguna que no se pueda probar

Un buen plan-e logra atraer los fondos necesarios para el inicio, para desarrollar una estrategia de salida y ejecutar el plan creando algo de valor; en pocas palabras, una vez que usted tenga el plan de trabajo es hora de ponerlo a funcionar.

Para atraer fondos, considere las siguientes fuentes: usted mismo, sus amigos y familiares, bancos, tarjetas de crédito, agencias del gobierno, capitalistas de riesgo (venture capitalists), bancos de inversión, incubadoras de negocios, inversionistas “ángel”, colocaciones privadas, crédito comercial de los proveedores, ofertas iniciales de acciones al público.

Estrategias de salida

La mayoría de los constructores de negocios poseen la personalidad y el talento para enfrentar los retos y circunstancias de comenzar un negocio. Para ellos, manejar un negocio estable y maduro es demasiado aburrido y predecible, en tanto que el plan-e les ayudará a planificar sus propias estrategias de salida.

Las estrategias de salida más comunes son: vender el nuevo negocio a otra persona, hacer la compañía pública y colocar un equipo gerencial profesional para dirigirla, fusionar la empresa con una entidad más grande que se haga cargo de todas las responsabilidades gerenciales.

Cada una de estas estrategias tiene diferentes requerimientos; es por ello que los emprendedores inteligentes comienzan a pensar en ellas desde el mismo momento de la creación del plan-e; o sea, desde el inicio consideran cómo van a salir del negocio, recompensarse por el arduo trabajo y continuar con el próximo reto. En el análisis final, el valor real de un plan-e reside en su ejecución y no en su preparación. El desempeño individual y colectivo de las personas es lo que va a determinar qué tan exitosa es la compañía.

Las habilidades clave para la ejecución exitosa de un plan-e incluyen: perseverancia o habilidad de quedarse y seguir trabajando a pesar los tropiezos y fracasos temporales; ver diferentes y originales formas de utilizar la nueva tecnología para crear un valor mayor para los clientes; experiencia y efectividad.

Asimismo, se necesita planificación o establecer la dirección que debe tomar el negocio; equilibrio, que es mantener un sentido de perspectiva y tomar el tiempo para las actividades que le recargan la energía mental, física y espiritual, y confianza, que es entender al éxito como el resultado de todo lo que se hizo correctamente.

(*) El autor es Rector del Colegio Jurista.

 

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

  1. buen articulo, muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.