Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Obras de construcción en la CDMX enfrentan la irritación ciudadana

12 junio, 2017.

Por Armando Paredes

Miguel Ángel Mancera. En obras de construcción, como quien dice, “una cosa dice otra”.

EL JEFE DE GOBIERNO de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, ha tenido aciertos y desaciertos en la ejecución de la obra pública, dentro de un territorio explosivo donde es fácil despertar la ira y la irritación de los ciudadanos, ya sea porque los trabajos de construcción resultan molestos y prolongados, destruyen la vía pública o, de plano, atentan contra el medio ambiente y el patrimonio cultural de la Ciudad.

En poco tiempo Mancera pasó de los aplausos por el anuncio de la inclusión de sistemas de energía solar para abaratar la luz eléctrica en la Central de Abastos, a las manifestaciones públicas de rechazo por los trabajos de la Línea 7 del Metrobús, dizque “porque afectan a los monumentos históricos de Paseo de la Reforma”.

El túnel de Río Mixcoac parece que será terminado sin mayores sobresaltos, pero habrá que ver las reacciones posteriores del respetable. En todos los trabajos que promueve la autoridad no toda la culpa es del jefe Mancera, pues para eso cuenta con un muy numeroso equipo de colaboradores y especialistas, que donde sí tienen las pilas bien puestas es en las obras relacionadas con el sector privado de la construcción.

Allí sí, los desarrolladores han visto cómo los muchachos del líder capitalino son altamente eficientes para detectar y detener obras importantes y de cuantiosas inversiones privadas en las que presuntamente los constructores casi casi incurrieron en “faltas a la moral”, al haberse agandallado espacios de banquetas que no les correspondían o haber caído en ciertos incumplimientos administrativos.

Torre Chapultepec Uno. En suspenso.

Es el caso de la suspensión temporal decretada por los manceristas a la construcción de la Torre Chapultepec Uno, que será el segundo edificio más alto de México. La obra, ubicada en Paseo de la Reforma número 509 esquina con Río Atoyac, en la colonia Cuauhtémoc, no contaba con un Programa Interno de Protección Civil autorizado por la Delegación ni autorizaciones para invadir la vía pública.

Los funcionarios capitalinos también encontraron que una tapia obstruye una acera donde se ubican los elevadores que utilizan los trabajadores de la construcción para subir al edificio, toda vez que por Reforma no había espacio para habilitarlos. Ni qué decir de la existencia de cableado y equipo de soldadura peligroso, tanques de combustible expuestos e insuficientes señalamientos de Protección Civil.

Hotel Ritz-Carlton. También en “ya veremos”.

Otro caso -más cómico y menos dramático- fue la suspensión decretada a las obras del nuevo hotel de lujo Ritz-Carlton Ciudad de México que el Grupo Marriot presentó con bombo y platillo ante el mismo Mancera, a quien nomás le brillaron los ojitos cuando escuchó que la inversión sería de 100 millones de dólares, en un complejo híbrido donde los primeros pisos serán para oficinas y del piso 35 al 47 será hotel, ¡pero no cualquier hotel!

¿Por qué fue la suspensión? Pues apenas acababa de terminar la presentación y todavía estaba el brindis con champán y toda la cosa cuando los inspectores locales, muy solícitos y eficientes, descubrieron que la edificación que ya se erige en Reforma 509 presentaba “invasión de vialidades”.

Patricia Mercado. Un día se fomenta la inversión en obras y el mismo día se clausura.

A manera de justificar este “osote”, la secretaria de Gobierno de la CDMX, Patricia Mercado, muy sobradita publicó en Twitter que la administración de Mancera “fomenta la inversión al tiempo que garantiza la seguridad ciudadana”. ¿Qué tal?

A CONTINUACIÓN van tres casos que contradicen a quienes, desde el inicio del año, ven un oscuro panorama en la industria de la construcción y que alimentan el optimismo emprendedor de nuestro amigo Bob el Constructor:

UNO.- La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Delegación Guerrero, mantiene una inversión de 15 mil 400 millones de pesos en la entidad, con lo cual se desarrollan 33 proyectos habitacionales que representan 26 mil casas de interés social.

DOS.- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), dispersó en abril 1 mil 373 millones de pesos en subsidios, lo que representó la realización de 26 mil 500 acciones de vivienda. El 91.2% de ese apoyo fue empleado en la modalidad de adquisición de casas nuevas.

TRES.- El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) dio a conocer que su número de derechohabientes registrados aumentó 20.3% en el periodo de enero a mayo de 2017. Dicho porcentaje, que representa -según esto- un crecimiento récord de empleo formal, equivale a un registro de más de 934 mil 300 nuevas cuentas en el Instituto; es decir, 157 mil 437 más respecto al mismo periodo del año pasado.

Comentarios

  1. Hola muy buenas tardes les ofrecemos nuestros productos, por su atención gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.