Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Construcciones MAM: ¡Se hacen metrobuses, ciclovías… y candidaturas fotovoltaicas!

15 mayo, 2017.

Miguel Ángel Mancera (CDMX).

¿QUË ANDARÄ construyendo Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX, que se ve tan activo en el ramo constructor? Lo mismo promueve metrobuses que ciclovías, proyectos de energía solar y hasta otra ciudad universitaria, ahora que el actual aeropuerto desocupe su casa; además, no pierde tiempo en festinar que la industria de la construcción creció en sus dominios cuando en casi todo el país sus amigos de la CMIC andan de capa caída.

El político más cotizado entre las féminas presumió que el sector constructor “ha presentado un crecimiento del 27%, lo cual permite a la metrópoli ser la número cuatro en la contribución al Producto Interno Bruto (PIB) nacional y la segunda a nivel Región Centro”.

Gustavo Arballo Luján (CMIC).

A como va, ya nomás le falta afiliar a “Construcciones MAM” a la delegación capitalina de la CMIC, que encabeza en la CDMX Arturo Bautista Lozano, o mejor, por aquello de que pueda agarrar vuelo como “un proyecto fotovoltaico de nación”, a la Cámara Nacional que preside don Gustavo Arballo Luján.

Tanto “activismo innecesario” seguramente no ha de ser bien visto por su ex amigo y ex patrón político, el ahora “Peje bronceado” de AMLO. Mientras tanto, a seguir construyendo, que para eso sí hay cemento y ladrillos de sobra.

LOS MOCHES, LOS CONTRATOS con dedicatoria y la corrupción, siguen viento en popa entre las constructoras mañosas que le dan mal nombre al sector, y a los gobiernos estatales y el Federal. Pero ahora hasta los candidatos están siendo salpicados con el cemento mal oliente de compañías extranjeras, como la brasileña Odebrecht y la española OHL (cuyo rimbombante nombre es Obrascón Huarte Lain, S.A.).

De Odebrecht no hay nada nuevo qué decir, pues se supone que sus escandalosos sobornos a funcionarios mexicanos siguen siendo investigados, pero ahora los gachupines de OHL, beneficiarios descarados de la administración peñanietista, salieron con su “domingo siete” en la elección para gobernador (o gobernadora) del Estado de México.

Emilio Álvarez Icaza (Ahora).

Alfredo del Mazo (PRI-OHL).

Resulta que la agrupación ciudadana “Ahora”, una ONG que dirige Emilio Álvarez Icaza, acusó a los de OHL de financiar ilegalmente la campaña de Alfredo del Mazo, representante del tristemente célebre Grupo “Atracomulco” (algo así como el alma máter de los más retorcidos y corruptos políticos mexiquenses), mismo del que es egresado el Presidente Enrique Peña Nieto.

Álvarez Icaza les atizó a los españoles de Obrascón Huarte Lain, pues -según sus dichos- OHL ha dispersado dinero sucio a favor de Del Mazo, que habría sido obtenido por concesiones dedicadas de carreteras como el Viaducto Bicentenario y el Circuito Exterior Mexiquense. Dijo además que existe el “sospechosismo” de que con ese dinero el PRI podría comprar hasta un millón de votos o credenciales para la elección del próximo 4 de junio a fin de favorecer a su despistado candidato.

POR CIERTO, a la voz de “ahora o nunca” Álvarez Icaza fue destapado como posible candidato independiente para “la grande” de 2018. A ver qué constructora, inmobiliaria o de perdida viviendera se anima a patrocinarlo. Con eso de que parece ser el deporte de moda entre los émulos de Bob el Constructor

Fernando Donis (Dubai Frame).

Y TAMBIÉN en el glamoroso Dubai hace aire: Resulta que el gobierno de esa exótica ciudad le pirateó sin tantita pena el diseño de la torre Dubai Frame al arquitecto mexicano Fernando Donis, el creador original del concepto, por lo que ya hay demanda legal de por medio.

Pero además los retrasos en la entrega de las obras también se han convertido en el pan nuestro de cada día en Dubai, con todo y su rica sofisticación. Ahí está el caso de la Torre Jeddah, que será el rascacielos más alto del mundo y estará terminado hasta 2019; es decir, un año más tarde de lo previsto. Su promotor, el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, se disculpó por el “pequeño retraso” que tuvo una de las empresas constructoras y echó las campanas al vuelo asegurando que, cuando se inaugure, su altura superará los mil metros, por encima de la actual Burj Khalifa, también en Dubái.

¡Ah, pero que no se retrase aquí la construcción de un puente, de una ciclovía o de un Oxxo porque toda la cadena “constructiva” pone el grito en el cielo y le terminan echando la culpa a los pobres albañiles del Cruz Azul!

armando.paredes@digitalbricks.com.mx

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.