Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

10 puntos para evaluar la sustentabilidad de una construcción

15 mayo, 2017.

El concepto de sustentabilidad sigue siendo complejo, incluso para los proyectistas, quienes tampoco están considerando que la arquitectura verde genera hasta 43% de la plusvalía en las construcciones.

Staff Digital Bricks

La arquitectura verde o sustentable genera hasta 43% de plusvalía en las construcciones en México, asegura el arquitecto Raúl Jiménez Carachure, fundador y CEO de Roca Construcciones, quien además afirma que la sustentabilidad no es una moda sino un estilo de vida responsable que se incorpora en todos los proyectos para generar ambientes más armoniosos y felices.

“Se trata de una característica que asegura el valor del inmueble a lo largo del tiempo, y aunque es una característica idónea en edificios, oficinas, parques industriales y centros comerciales, su valor resulta más perceptible en las casas habitación tanto residenciales como de interés social”, añadió.

Las principales características de la arquitectura verde, a decir de Jiménez Carachure, son la utilización de los recursos ambientales de manera sostenible, la planificación de acciones a largo plazo, así como la atención de las necesidades de la población y de las generaciones futuras en su conjunto, considerando para ello la variedad a nivel de los objetivos sociales, los  bienes para satisfacerlos y las técnicas para producirlos.

“La arquitectura verde se caracteriza por la ubicación prioritaria de la problemática del consumo, además de las tecnologías y áreas vitales de decisión; también requiere enfatizar lo regional y local, la diversidad, la adaptabilidad y la complementariedad”, explicó el especialista.

En cálculos conservadores, la plusvalía de una casa habitación sustentable es de 43% respecto a la de las que no lo son; sin embargo, el concepto de sustentabilidad sigue siendo complejo, aún para los proyectistas: “Gran parte del diseño sustentable está relacionado con el ahorro energético mediante el uso de técnicas como el análisis del ciclo de vida aplicado a productos y procesos productivos; esto con el objetivo de mantener el equilibrio entre el capital inicial invertido y el valor de los activos fijos a largo plazo”.

Jiménez Carachure afirma que la sustentabilidad también significa crear espacios que sean saludables, viables económicamente y sensibles a las necesidades sociales: “Así, un diseño responsable desde el punto de vista energético es de escaso valor si no considera las otras variables que siempre responden a necesidades únicas de una familia”.

Los indicadores

Cabe mencionar que las llamadas “eco-etiquetas” son sellos otorgados por un organismo oficial que garantiza un bajo impacto ambiental de los materiales utilizados en una construcción y, por tanto, son más “respetuosos” que otros con funciones similares. ¿Pero cómo evaluar o identificar la sustentabilidad de una casa? El especialista en construcción nos comparte los siguientes indicadores:

1) Respeto de la implantación del entorno y consideración de todos los componentes: agua, tierra,  flora,  fauna,  paisaje, lo social y lo cultural.

2) Corroborar que se tenga conocimiento del clima donde se asienta el proyecto; entender el principal referente de los asentamientos humanos y hasta el recorrido del sol (trayectoria e intensidad) o del viento; además, debe considerarse la latitud, pluviosidad y temperatura, aparte de tener en cuenta todos estos factores a la hora del emplazamiento del proyecto.

3) Usar materiales que puedan ser fácilmente reciclados o reutilizados; que no contienen productos peligrosos o contaminantes y que favorecen el ahorro de materias primas y energía.

4) Una obra sustentable prevé la utilización de materiales reciclados o reutilizados.

5) El diseño es austero y simple.

6) Opta por materiales locales que evitan la producción de CO2 generada por el trasporte, promoviendo la producción y mano de obra locales.

7) Prefiere materiales y tecnologías que tienen la menor cantidad de CO2 en el entero ciclo de vida; considera las etapas de extracción de materias primas, trasporte, procesos productivos, uso, reutilización, reciclaje y disposición final.

8) Proyecta con energías renovables, preservando los recursos no renovables y la biodiversidad.

9) Proyecta circuitos cerrados de aguas y residuos con el objetivo ser internamente lo más eficientes posible y genera la menor cantidad de emisiones al entorno.

10) Opta por proveedores que tengan certificaciones ambientales en sus materiales, ya sea nacionales o internacionales; por ejemplo, ISO 14.000/14.001, IRAM o Forest Stewardship Council (FSC), entre otras.

>>www.consroca.com.mx

Etiquetas: , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.