Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Cómo construir carreteras ecológicas con residuos plásticos

2 mayo, 2017.

Staff Digital Bricks

Las tendencias del mundo actual han apuntado, en los últimos años, a la exploración de nuevas formas de convertir la basura en soluciones y productos ecológicos que ayuden al hombre a “limpiar” su entorno y a combatir la destrucción del medio ambiente, generando -de paso- nuevas formas de ahorrar energía y recursos económicos.

Los residuos plásticos están en la mira de todos los que se preocupan por transformar esta amenaza en algo útil para la vida. ¿Pero cómo podemos convertir un problema como la acumulación de residuos plásticos en una solución, como la construcción de carreteras más baratas y resistentes?

Esa pregunta poco a poco ha ido encontrando respuestas, y hoy en día las podemos ver transformadas en elementos reales y en funcionamiento. El uso de técnicas de reciclado que posibilitan dar una nueva vida a los residuos es una vía que cada vez se está desarrollando más, sobre todo por sus ventajas ambientales y por la mayor concienciación en crear procesos sostenibles en el tiempo.

Existen ya diferentes proyectos que aprovechan los residuos plásticos para, después de realizarles un tratamiento adecuado, poder darles un nuevo uso relacionado con las carreteras, por ejemplo, algo que en primer término nos remite a la idea de ahorros importantes y durabilidad.

Veamos algunos de estos interesantes proyectos, detectados por el sitio Tecnocarreteras:

Carreteras resistentes al agua en la India

Detrás de esta innovación se encuentra el científico y empresario indio Ahmed Khan, fundador de la compañía Plastic Waste Management, especializada en el uso de plástico reciclado optimizado para su mezcla con betún en la construcción de carreteras.

El proceso seguido por ese sistema consta de tres fases: Segregación (separando los residuos plásticos de otros residuos); Corte (en pequeñísimos elementos de los diferentes tipos de residuos plásticos) y Mezcla (de los residuos ya preparados con el betún previamente adaptado para facilitar la mezcla). El material obtenido puede utilizarse para la construcción de carreteras de forma más económica y sostenible.

Este sistema permite eliminar la enorme cantidad de residuos plásticos acumulados de esta región (un problema importante debido que no son biodegradables y sí muy peligrosos para la salud humana), convirtiendo lo que es un problema en una ventaja para poder hacer carreteras a menor costo y más resistentes al agua y a la aparición de grietas, haciendo vías más seguras y sostenibles.

Carreteras de plástico en Rotterdam

La empresa holandesa VolkerWessels ha planteado una nueva propuesta para construir carreteras de plástico reciclado, las que necesitarían menos mantenimiento para su estado óptimo. Se instalarían de forma más rápida y durarían más que las convencionales.

La facilidad de poder prefabricar paneles de plástico en cualquier fábrica, y su posterior construcción modular, podría simplificar enormemente la creación de vías o servir para disponer en un tiempo récord de zonas por las que pueden circular los vehículos. De momento, cuentan con la aprobación del Ayuntamiento de Rotterdam para probar esta nueva superficie, por lo que habrá que estar atentos a los resultados que tenga este nuevo proyecto para ver si, en la práctica, las ventajas que plantea la empresa son reales.

Guardarrailes de plástico más resistentes y versátiles

La empresa taiwanesa Aplus Molds & Plastics ha desarrollado unas novedosas barreras de material plástico que pueden ofrecer algunas ventajas a las tradicionales de acero. Según el fabricante, su composición (policarbonato o polipropileno) le confiere unas propiedades superiores a los guardarrailes de acero en varios aspectos: en primer lugar, son más resistentes a los impactos y absorben mejor la energía en caso de colisión contra ellos; son más ligeros, pues cada uno de los tramos de valla pesa tan solo 17 Kg., lo que facilita mucho su transporte, manipulación y colocación.

Asimismo, son más flexibles y se adaptan mejor en los tramos curvos de una carretera; están tratados contra los efectos de los rayos ultravioleta para soportar mejor la exposición continua al sol y al calor; pueden fabricarse en varios colores, lo que les da mayor visibilidad que las vallas grises que estamos acostumbrados a ver. El material del que están fabricados es reciclable, no se oxida y posee una larga vida útil de al menos diez años.

Nuevas barreras New Jersey de materiales plásticos reciclados

Las barreras de seguridad New Jersey son un tipo de separación muy utilizado en carretera, sobre todo para dividir sentidos en autopistas y autovías.

Desde el año pasado y con una duración prevista de 45 meses, la empresa Acciona y la Fundación Cidaut han estado trabajando en el desarrollo de una nueva generación de barreras de este modelo utilizando plásticos reciclados y materiales procedentes de neumáticos fuera de uso, dentro del programa de investigación LIFE+ financiado por la UE.

El objetivo del proyecto es fabricar este modelo de barreras con materiales procedentes de residuos plásticos y de neumáticos usados que presentan una mejor absorción en caso de impacto gracias a las propiedades del caucho que contienen. Al mismo tiempo, se conseguirá dar una nueva vida útil a los residuos plásticos y a los neumáticos reduciendo el impacto que éstos causan al medio ambiente.

Proyecto Polymix, plástico-recicladora para hacer asfalto

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) en colaboración con Acciona Infraestructuras, la Universidad de Cantabria y la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid, unidos en el proyecto Polymix (de financiamiento europeo) fabricaron nuevas mezclas asfálticas que incorporan en su composición distintos plásticos reciclados, garantizando mejores características técnicas y económicas para asfaltar carreteras.

Las nuevas mezclas están hechas de perchas plásticas de ropa, tapones de envases y botellas, garrafas de agua y polvo de caucho de neumáticos viejos. La solución se está probando actualmente en España, en la carretera M-300 en los accesos a Alcalá de Henares.

Carreteras de plástico, ecológicas y sostenibles

En la búsqueda por conseguir un entorno más ecológico y sostenible surge este interesante proyecto que va a permitir reutilizar dos elementos de tan difícil eliminación, como son el plástico y el caucho, para asfaltar carreteras. Gracias a esto se consiguen matar dos pájaros de un tiro: por una parte, se aprovechan unos materiales que se acumulan en vertederos, que son de difícil eliminación y causan un gran daño al medio ambiente; por otro lado, se ahorra al utilizar materiales ya existentes para asfaltar las carreteras.

Para que nos hagamos una idea de lo que podría suponer la implantación efectiva de esta iniciativa, basta indicar que con tan solo un 5% de penetración de esta nueva mezcla en el mercado de asfalto podrían reutilizarse 22,500 toneladas de residuos de plástico y otras 11,250 de neumáticos desechados.

Además, según los expertos, este nuevo tipo de carreteras presentarían otras ventajas con respecto a las tradicionales al ser más seguras, resistentes a la oxidación y a las deformaciones típicas del firme por los cambios de temperaturas extremos.

Señalización vial con plástico en frío estructurado

Para evitar los problemas de visibilidad que surgen en situaciones extremas (por la noche y con lluvia) y que impiden ver correctamente las marcas viales sobre el asfalto, la empresa española Faplisa ha desarrollado un nuevo material de plástico en frío estructurado. Gracias a su eficiente sistema de drenaje de agua y a su perfil tridimensional, este material aporta una gran resistencia al deslizamiento del agua, lo que minimiza los problemas de visualización asociados al agua.

El producto tiene un bajo nivel de desgaste con el paso del tiempo, lo cual también supone un gran ahorro en mantenimiento a largo plazo. Otra de sus características fundamentales es que se puede personalizar el tipo de producto al presupuesto del contratante, de manera que se aplique una mayor o menor cantidad del mismo, lo que conllevará una mayor o menor eficacia asociada.

Comentarios

  1. yuleida diaz dice:

    buenos dias soy ingeniero civil conservacionista del medio ambiente este proyecto es una innovacin porque posee un gran impacto ambiental me gustaria conocer mas sobre este bello proyecto felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.