Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

La Canacem e Infonavit, ‘entre azul y buenas noches’

17 abril, 2017.

Billy Álvarez.

LAS FAMOSAS “cruzazuleadas” del equipo de futbol profesional que comanda el empresario cementero, Billy Álvarez, eran sombra de mal agüero para el gremio agrupado en la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

Mauricio Doehner.

Sus consejeros decidieron -de manera unánime- que la Presidencia del organismo la ocupara Mauricio Doehner, quien goza de amplia trayectoria en la corporación Cemex; sustituye en el cargo a don Billy, el jefe del Cemento Cruz Azul, que mejor se fue a buscar soluciones para “sacar al buey de la barranca” y, de paso, a levantar capital para financiar su más reciente proyecto deportivo: el nuevo estadio de futbol para su equipo.

Ahora. con los retos que enfrenta Cemex en México y en algunos países del mundo, Doehner no tendrá un mullido sillón al frente de la Canacem, lo que le dará la oportunidad de enfocarse, según manifestó él mismo, en posicionar más al cemento como una opción de infraestructura… ¿Pues cómo lo dejó posicionado, don Billy?

Los “duros” de la Canacem confían en que el liderazgo mostrado por Doehner en Cemex “seguramente re energizará a la Cámara y tendrá un mayor peso ante otras cámaras”. Y cómo no, si las empresas del organismo aportan más de 20 mil millones de pesos al PIB mexicano… ¡de ese tamaño!

EN OTROS cambios del sector, el que se sacó la rifa del tigre -y sin comprar boleto- fue José Alberto Baños, quien aceptó dirigir las “desventuras” de la viviendera mexicana Homex. El ejecutivo fue elegido por los jefes de la constructora después de darle las gracias a don Eustaquio de Nicolás.

Es que Homex enfrenta la furia de los inversionistas bursátiles gringos, que la quieren hacer pagar por las pérdidas que les generó su “mentirilla piadosa” sobre los ingresos por ventas falsas reportados a la autoridad financiera estadounidense, pero se les olvidó que estaban tratando con profesionales, no con funcionarios mexicanos muy dados a los “moches”.

MIENTRAS TANTO, en el Infonavit andan entre azul y buenas noches o, si prefieren, en el “instituto viviendero de bajo costo” pueden ser luz y sombra al mismo tiempo.

David Penchyna.

Sucedió que el Infonavit, dirigido por el político pluri-funcional (es decir “mil usos”) David Penchyna, hizo historia en México al entregar a un derechohabiente un crédito para compra de casa de interés social ¡por un millón y medio de pesos!, el apoyo más grande otorgado hasta ahora dentro de su rimbombante programa llamado “Infonavit ahora presta más”, y luego luego se enfrascó en una pueril discusión con la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon), que aseguró que el Instituto supera al temible IMSS en cuestión de quejas, casi todas relacionadas con el cobro indebido de aportaciones a los trabajadores por créditos ya aclarados.

Ustedes “no refieren ni una cifra”, les mandó decir muy orondo Penchyna a los esforzados chicos de la Prodecon para exhibirles sus propios números, entre el siempre ambiguo discurso político tradicional. ¿Así cómo, pues?

LA COMIDILLA en la industria de la construcción sigue siendo la mala ocurrencia de Donald Trump con respecto a su propuesta de muro fronterizo: que si ya están listos los proveedores; que si ya se sabe dónde comienza y dónde termina; que si sólo se levantarán “segmentos”; que si lo van a pagar los mexicanos, los narcos o la Virgencita de Guadalupe… entre un largo etcétera.

Janet Napolitano.

Lo cierto es que los congresistas ya dijeron que no hay ni habrá dólares para financiar esta locura racista, mientras que algunos especialistas, como la señora Janet Napolitano, ex Secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, vino a México y dijo que del muro de Trump “sólo veremos pedazos”.

Como quien dice, la empoderada mujer le hizo a la Mony Vidente, pues ha sido la única gringa cuerda e inteligente que ha vaticinado tal destino del muro. Poco a poco, entre tanto ruido mediático, está quedando claro que el muro fronterizo será solamente un conjunto de tapias aisladas, sin ton ni son, ni utilidad clara.

La visión de doña Janet Vidente, o Mony Napolitano, se apunta para ser la madre de todas las predicciones en las áridas tierras de tan sonado tema.

armando.paredes@digitalbricks.com.mx

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *