Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Proyecto The Smile: Madera contrachapada para construir espacios sustentables

21 marzo, 2017.

El Proyecto The Smile hace sonreír a los constructores (Arup).

Un reporte de la cadena CNN da cuenta de una tendencia que crece dentro de la industria global de la construcción: el uso de la llamada “madera contrachapada”, propuesta que ha sido impulsada por el Proyecto The Smile (La Sonrisa) de la arquitecta Alison Brooks, quien creó una de las edificaciones más complejas que se hayan hecho hasta ahora con este material.

“The Smile revela la posibilidad de fabricar edificios completamente con madera”, dijo Brooks a CNN, y su objetivo es mostrar el potencial de la madera en la construcción y cómo podría transformar el enfoque de arquitectos e ingenieros.

El complejo en cuestión fue construido con madera contrachapada de Cocobolo; se trata de un rectángulo hueco de 34 metros de largo por 3.5 metros de altura, el cual se curva hacia arriba en ambos extremos semejando una enorme sonrisa. En sus muros tiene pequeñas ventanas estratégicamente colocadas para trazar patrones de luz al interior; es un edificio experimental que puede ser considerado como un pabellón o como una escultura.

Este desarrollo fue una colaboración entre la firma de ingenieros Arup (el despacho de Alison Brooks) y el Consejo de Exportaciones de Maderas Duras de Estados Unidos; fue exhibido recientemente en el Colegio de Chelsea de Arte y Diseño como parte del Festival de Diseño de Londres 2016.

La madera se ha utilizado desde hace décadas, pero hasta ahora la principal dificultad ha sido fabricar placas grandes para ser usadas en la estructura de un edificio, por ejemplo en el soporte central, y aunque se había experimentado ya con la madera contrachapada suave no se había explorado el potencial de las maderas duras, explicó la creadora de The Smile.

Prefabricación y fácil ensamble

La contrachapada de Cocolobo parece ideal porque es ligera y fuerte a la vez, características que, de hecho, permitieron que los dos extremos de The Smile pudieran elevarse; además, posibilitan la prefabricación porque se puede cortar en fábrica, transportar y ensamblar fácilmente en el sitio. Esto, a través de la creación de paneles grandes que se logran pegando tablones en capas. Los tablones de cada capa se disponen de forma perpendicular, con lo cual se logra un efecto de zig-zag.

The Smile se construyó con 12 paneles fabricados por Zublin-Timber, los pioneros alemanes de la madera contrachapada, y se sostiene con tornillos. El panel más grande mide 14 metros de largo y 4.5 metros de ancho, tamaño que puede competir con el concreto armado.

El director para Europa del Consejo Estadounidense de Exportaciones de Maderas Duras, David Venables, dijo a CNN que el contrachapado de maderas duras podría servir para que los edificios sean más sostenibles: “Si queremos ser sostenibles tenemos que usar todo el material que la naturaleza proporciona”, resaltó el funcionaio.

Las casas de madera cobran interés

en las ciudades: Conafor

Gran calidad a precios de interés social.

Las casas de madera se perfilan como una de las opciones más viables para dar solución a la demanda de vivienda y al reto de impulsar una economía forestal sustentable en México; no son ya una simple idea romántica o exclusiva para la gente del campo, según lo reconoce a Comisión Nacional Forestal (Conafor), dependencia de la Semarnat responsable de la conservación forestal en nuestro país.

El gerente de Cadenas Productivas en la Ciudad de México de la Comisión, Gustavo López, señaló a Notimex que, gracias a la tecnología desarrollada en materia de construcción con madera, las viviendas de este material son hasta 50% más económicas, además de ser térmicas, resistentes a los sismos e incluso a los incendios.

Dijo que así lo ha demostrado una de las estrategias que impulsa la dependencia a través de sus 44 líneas de acción para el aprovechamiento forestal sustentable, de las cuales destaca la de las cadenas productivas.

“La producción de vivienda con madera representa una alternativa para no depender tanto del concreto, el cual es el responsable de hasta el 10% de la contaminación mundial. La imagen que prevalece en la mente de muchos, cuando se habla de una casa de madera, es la clásica cabaña del abuelo en las montañas. Nada más alejado de la realidad, pues hoy en día, incluso, se pueden tener casas de madera en la ciudad”, aseguró López.

Una de las ventajas en la construcción de una casa de madera es que ni siquiera es necesario poner cimientos; basta con que se tenga una superficie determinada sobre la que se quiera construir, ya que este tipo de construcciones no invade la cimentación, pues cuando se pone una casa de madera sólo se ocupa un perímetro donde los módulos se apoyan y ahí se construye.

Otras de las ventajas es que no se presentan problemas de humedad; todos los servicios van por abajo de la estructura; la casa se puede transportar cuando el usuario se mude; es más económica que una vivienda de concreto y sus precios se pueden comprar a los de una vivienda de interés social, aunque es muy superior en calidad.

Asimismo, debido a que el mayor enemigo es el Sol, la madera es tratada con aceite mineral y no se barniza, ayudándole a conservar la textura y estructura que garantizan su permanencia en el tiempo. Solo basta darle mantenimiento ocasionalmente cada cuatro años, lo cual es muy barato. El costo de una casa de madera es de 580,000 pesos aproximadamente.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.