Publicidad Publicidad
Compartir
Tweet

Ecovelocity… ¡Pero qué necesidad!

21 marzo, 2017.

Vaya cosas las que está generando el “locadio” presidente de Estados Unidos, Mr. Donald Trump, con su obsesión de levantar el muro anti-mexicano en la frontera: una empresa tolteca, como tantas que se deslumbran con el brillo del oropel gringo, ya se apuntó para ver si voltean a verla hasta el estado de Puebla, donde tiene su base, a fin de buscar un contrato para ponerle foquitos a la tapia del bipolar mandatario.

Se trata de la firma Ecovelocity que, hasta eso, la creó un egipcio que responde al nombre de Theodore Atalla. Como quien dice, al “faraón” le salió lo emprendedor y lo global por el hecho de ser -igual que Trump- un inmigrante que ha sabido hacer negocios al amparo del país que le dio cobijo.

¿Quién le pondrá foquitos al Muro?

Dice este “Tutankamon de los focos” que su decisión no debe ser vista como una traición a la patria, y que está consciente de que no la tiene fácil para participar en la rebatinga de los contratos, pues los productos que vende en México son de “materiales chinos de poca calidad”, por lo que muy probablemente no cumplirán con los estándares estadounidenses.

Como diría el Divo de Juárez, Juan Gabriel: ¡Pero qué necesidad! Primero, para qué alborota el gallinero si su perfil empresarial no rebasa el “Nivel de Emprendedor Región 4”; segundo, si los chinos le dan de comer con su tecnología chafa, para qué le levanta las faldillas a los maquileros asiáticos y, tercero, ¿cómo aspira a ser un jugador respetado en la industria de la construcción y del diseño de interiores con semejantes expresiones?

Así sería el nuevo estadio Azul.

El nuevo ‘infierno’ de los Diablos Rojos del México.

El Chelsea remodelará Stamford Bridge.

Éste será el estadio Wanda del Atlético de Madrid.

EN TEMAS MÁS amables, hay una epidemia en el mundo del deporte mundial entre equipos que quieren modernizar sus casas. En México el club Cruz Azul comenzará a construir su nuevo estadio, del cual ya circulan las primeras imágenes de una supuesta maqueta, aunque todavía el empresario “azul desteñido”, Billy Álvarez, no ha revelado los detalles. En el beisbol, los legendarios Diablos Rojos del México ya están levantando su tremendo recinto, que se ve en los planos muy moderno y de vanguardia. Se dice que es posible que los dos colosos sean vecinos, en los predios del complejo deportivo capitalino Magdalena Mixhiuca.

En Europa, el equipo “azul intenso” de Londres, Inglaterra, el Chelsea, ya obtuvo todos los permisos para remodelar al cien por ciento su parque Stamford Bridge, que estará listo en tres años con una inversión de 500 millones de libras. Mientras tanto, en España el equipo Atlético de Madrid también avanza en la construcción de su nueva sede: el estadio Wanda Metropolitano, mejor conocido en el bajo mundo madrileño como La Peineta, que le compró al gobierno municipal en 30 millones de euros.

Y en México no hay que perder de vista que, en los últimos años, varios equipos de beisbol de la Liga del Pacífico han construido estadios nuevos que cumplen con los estándares que exige la organización del Beisbol de Ligas Mayores. Entre estos inmuebles están los de Hermosillo, Culiacán, Ciudad Obregón y próximamente Navojoa.

UNA NOTICIA INTERESANTE para los emprendedores o startups que quieran hacer negocios en el sector de la construcción es la que anunció la cementera nacional Cemex.

El corporativo, que dirige Fernando González Olivieri, presentó la plataforma Cemex Ventures, la cual buscará financiar iniciativas de desarrollo urbano, conectividad en la cadena de valor, nuevas tecnologías y tendencias en construcción.

El objetivo de la plataforma es “generar planteamientos, nutrir ideas e incubar, invertir y comercializar las soluciones más prometedoras, buscando generar un cambio disruptivo en el ecosistema del sector y crear nuevas fuentes de ingreso para Cemex”, dijo González Olivieri a través de un comunicado.

Bueno, si con eso de “crear nuevas fuentes de ingreso para Cemex” usted piensa que ya salió el peine de la iniciativa, pues así es, pero no hay que ponerse los moños si se tienen buenas ideas que puedan ser viables para que la marmaja se distribuya entre toda la cadena de valor.

Y como dijo el “maistro de obras disruptivo”: ¡A darle, que ya pasó el puente!

armando.paredes@digitalbricks.com.mx

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Suscríbete al newsletter

Recibe totalmente gratis nuestro newsletter en tu correo y forma parte de la comunidad de mayor éxito en el sector de la construcción.

* Recuerda revisar tu bandeja de spam.